Alcalde Rodas: EMASEO dispone de 40 camiones para la recolección de desechos sólidos en el Distrito

“Con la entrega de la nueva flota de recolección de basura estamos cumpliendo nuestro compromiso de que antes de que concluya nuestra Administración, íbamos a hacer lo necesario, no solo para normalizar el servicio de recolección de basura, sino mejorarlo mucho más respecto de lo que ocurría en el pasado”, dijo este miércoles 10 de abril, el alcalde Mauricio Rodas, en entrevista radial.

El Burgomaestre indicó que Quito ya cuenta con una flota de recolección de basura, que es óptima para la difícil topografía de la ciudad. Se trata de 40 recolectores de cargas posterior y lateral, que recorrerán los distintos sectores del Distrito.

Recordó que, el pasado 3 de diciembre del 2018, se procedió a la incorporación en fase de prueba de los primeros 19 vehículos de carga posterior, a los que se suman otros 17 de estas mismas características técnicas que llegaron en los últimos días, más cuatro camiones de carga lateral apropiados para contenedores, que completan la adquisición de la flota de 40 vehículos.

Se espera la llegada de 14 cajas compactadoras, que permitirán repotenciar igual número de chasis de la flota antigua, para un trabajo acorde con una capital en plena etapa de crecimiento geográfico y poblacional.

El equipamiento fue adquirido a la firma de inversionistas nacionales Recobaq, que facilitó el financiamiento del mismo. Es de fabricación italiana y dispone de una amplia gama de tecnología, que la ubica como las más modernas de América Latina.

El Alcalde señalo que con el nuevo parque vehicular, EMASEO EP cubrirá el servicio de recolección con una puntualidad de al menos 95%. Recolectará el 75% del total de residuos que se generará en un año. El 25% restante se lo hará con la flota antigua, lo que incluye el equipo de hidrolavado.

De esta manera la Alcaldía le dejará a Quito una de las mejores y más modernas flotas de recolección de basura de América Latina, una solución a largo plazo en el tema de recolección de desechos sólidos.

La compra y operación de la nueva maquinaria reducirá el valor de la recolección de la tonelada de basura de los USD 95 actuales a 41.

Próximamente entrará en funcionamiento un taller mecánico que servirá para el racional mantenimiento de la flota, a cargo de Recobaq, que al final del contrato pasará a dominio de la empresa. Igual situación, el Centro de Telemetría (medición), que permite hacer un seguimiento virtual de la recolección, el cumplimiento de horarios, carga de tonelaje y registro de video del proceso, que permite responder a las quejas de la ciudadanía sobre impuntualidad o falta de recolección en algún sector de los 1 200 barrios de la urbe.

El Alcalde de Quito, hizo un llamado a la ciudadanía para que evite arroje basura a la calle, no genere basureros clandestinos, respetar los horarios de recolección, utilice de manera adecuada los contenedores de basura, no deposite electrodomésticos, escombros ni materiales de construcción, ello produce una carga excesiva sobre el contenedor lo cual daña los camiones de carga lateral que tienen que recoger los desechos.

Un contrato con garantía de gestión y administración técnica

El contrato de un poco más de USD 73 millones, le garantiza a Quito que por los próximos 5 años dispondrá de 54 unidades de recolección, en perfecto estado de funcionamiento, con lo que se garantiza que la recolección, tanto de residuos ordinarios domiciliarios, como de residuos separados para reciclaje, se realizará a tiempo.

El Consorcio Recobaq, de inversionistas nacionales, asume el servicio de gestión y administración técnica de la flota con garantía de operatividad, los mantenimientos mecánicos bajo un plan, las revisiones técnicas vehiculares, las asistencias técnicas y auxilios mecánicos, la habilitación de talleres, la reposición de vehículos en caso de daños, la provisión y garantía de repuestos.

Además se encargará de las capacitaciones, la optimización del sistema de control de telemetría (medición), el stock de insumos y herramientas, las pólizas de aseguramiento y la supervisión, más los costos del proceso de nacionalización e impuestos de importación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *