Los Resolutores de la AMC analizan y determinan las infracciones

La Dirección Metropolitana de Resolución es el área de la Agencia Metropolitana de Control que tiene a cargo la responsabilidad de resolver el proceso administrativo sancionador y determinar la responsabilidad de la infracción administrativa.

Los Resolutores Metropolitanos cumplen la función de un “juez administrativo”, es decir analizan los informes de actuación previa emitido por los funcionarios que intervienen en el proceso (inspectores, secretarios abogados, instructores, entre otros) y emiten un criterio decisor.

Maritza Acebo y Gabriel Paredes son funcionarios de la Dirección de Resolución, quienes han podido experimentar un crecimiento profesional y laboral hasta ser hoy ´Resolutores Metropolitanos´. Maritza ha formado parte de esta institución desde el año 2012 y ha presenciado varios cambios y reestructuraciones que se han llevado a cabo.

La AMC le ha brindado la oportunidad de alcanzar un crecimiento personal y profesional, donde su trabajo ha sido reconocido en varias ocasiones. Su cargo como resolutora implica una carga laboral elevada y multicompetente, pero en su organización diaria procura revisar y resolver los expedientes con la mayor prontitud posible.

Por su parte, Gabriel expuso que su trabajo consiste en un 50% de trabajo administrativo “de escritorio” y otro 50% de campo en operativos y actividades externas. Esto le ha expuesto a actitudes y posiciones de diferentes tipos de personas, quienes en su mayoría presentan una actitud irreverente y grosera a la autoridad; sin embargo, su deber es hacer cumplir la normativa y con los debidos lineamientos de respeto ha logrado sobrellevar las distintas situaciones.

En cada operativo, a Gabriel le invade la incertidumbre de lo que resultará del mismo y a qué problemáticas se enfrentará; sin embargo, él ama su trabajo y todo lo que este implica.

Ambos funcionarios concuerdan en que su paso por la AMC, sin lugar a dudas, dejará una huella en la ciudad, además de la satisfacción personal de haber servido a Quito. En la mayoría de casos, el trabajo desempeñado por los funcionarios de la AMC no es reconocido y más bien es atacado por parte de la ciudadanía.

La Agencia Metropolitana de Control es la entidad sancionadora del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y el procedimiento administrativo sancionador debe cumplir con una serie de pasos que garantizan a los ciudadanos el derecho al debido proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *