Capilla de Cantuña recuperó su belleza patrimonial

El miércoles 5 de junio, luego de casi ocho meses de intervención, El Municipio de Quito entregó a la comunidad la Capilla de Cantuña. Los trabajos fueron ejecutados por el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP).

Parte de los trabajos fueron excavaciones para definir la presencia o ausencia de evidencia arqueológica en el subsuelo de la capilla. Siguiendo el protocolo establecido según la normativa, se realizaron 3 cateos de 2 x 1 m a lo largo de la nave principal de la capilla.

En el cateo 1 se encontró una estructura de ladrillo, que resultó ser parte de las arquerías de cimentación de la Iglesia; mientras que en el 2 se encontró un entierro excavado en la Cangahua en el que se recuperaron varios fragmentos de restos óseos; finalmente, en el cateo 3 se ubicó un entierro rectangular y una fosa con una gran cantidad de restos óseos humanos.

El director ejecutivo del IMP, Andrés Velasco, dijo: “La historia de Cantuña y su capilla sigue viva, sin embargo, este patrimonio, arquitectónico religioso nos permite tener latente parte de nuestras tradiciones y el legado cultural de época colonial que se estaba deteriorándose. El Municipio de Quito intervino la capilla con el trabajo de todo un equipo, que durante un año trabajaron incansablemente para devolver el esplendor a esta capilla”.

El Guardián Máximo del Convento de San Francisco, Fray Luis Bastidas agradeció a la todas las instituciones que apoyaron de una manera efectiva. “La Capilla de Cantuña volverá a ser el centro de las plegarias de los quiteños, que llegarán hasta el corazón de Dios y retornarán convertidas en bendiciones, para las personas de buena voluntad”, enfatizó Fray Bastidas.

Franklin Cárdenas, director de ejecución de obras del IMP, manifiesta que se planificó la intervención integral en la capilla, con trabajos de arquitectura y restauración. En arquitectura en consolidación estructural, inyecciones, albañilería, reforzamientos de pisos de madera y los trabajos de prospecciones arqueológicas para determinar las diferentes temporalidades de la capilla.

“Las obras de restauración se hizo en bienes muebles, retablos, pan de plata, pan de oro y esculturas que forman parte de legado arquitectónico. Los trabajos iniciaron en el mes de julio del 2018 y se terminaron en el mes de mayo con la entrega total de las obras. Alrededor de 20 técnicos, maestros y albañiles de diferentes especialidades hicieron los trabajos en la capilla de Cantuña. La inversión fue de USD 165.660,21 para entregar la joya como está ahora”, manifestó Cárdenas.

En el acto, en representación del Alcalde Jorge Yunda, Lilian Yunda entregó el escudo recuperado de la torre principal de la capilla con símbolos franciscanos, a Fray Bastidas, guardián del convento de San Francisco, para su custodia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.