Primeras mascotas comienzan a llegar al Municipio y sus dependencias

Desde el Municipio de Quito se comunicó que el día viernes 07 de junio del presente año, seremos parte de la comunidad PET FRIENDLY de la ciudad de Quito.

En la Administración Zonal Tumbaco, la noticia  se recibió con mucha emoción y expectativa de saber más sobre el tema.

La Dirección de Comunicación se encargó de la socialización de las normas de convivencias PET FRIENDLY, necesarias para que el “peludito” pueda acompañarnos al lugar de trabajo, sin causar molestias o malestar entre los compañeros.

Hoy temprano en la mañana llegó Carolina Valdivieso, nuestra Administradora Zonal, acompañada de “Tita” una inquieta y alegre castellana de color blanco. Tita ingresó a nuestras instalaciones al ritmo de su colita bailarina saludando y recibiendo el cariño de todas las personas que se acercan para darle la bienvenida, juntas las dos, hacen un pequeño recorrido por nuestras instalaciones hasta llegar a la oficina de la Administradora Zonal de Tumbaco donde nos sentamos a conversar un poco de su estrecho vínculo.

Carolina me relata cómo llegó Tita a su vida, recuerda que por medio de una fundación supo que rescataron a una perrita que corría desesperada por el norte de Quito, estaba en celo, sucia, llena de parásitos y con su pelaje  lleno de motas; desde la fundación recibió el pedido que sea solo de “hogar temporal”, hasta que la persona que quería adoptarla pueda tenerla.

Entre risas, me comenta que nunca pudo dejarla ir, se comunicó con la fundación y les manifestó su deseo de darle un hogar permanente a la compañera que llegó a su vida; describe a Tita como cariñosa, sensible, amorosa y muy dulce, características que cautivaron a los otros miembros de la familia, la misma que está conformada por “Teo” un Akita rescatado, “Lina” la pequeña Boston Terrier, y por el hijo de Carolina que comparte el mismo amor por los animalitos.

Y como parte de nuestras familias que son, es importante que todos sepamos vivir en armonía con estos maravillosos devolverlos algo de tanto que nos dan día a día, que sepamos cuidarlos, respetarlos y darles un hogar donde se sientan amados y protegidos, con los cuidados necesarios que les permite una vida de sana y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *