El próximo fin de semana sonarán los cascabeles de los Yumbos de Cotocollao

Cada participante de la Yumbada de Cotocollao toma el nombre de una montaña.  La Yumbo Cabecilla, toma el espíritu de Santa Elenita Tungurahua. Fanny Morales, hace 6 años que se desempaña como líder del grupo de los 60 danzantes, una vez que fue aceptada por los yumbos, después del fallecimiento de su padre.

La yumbada es una fiesta tradicional de Quito. Ha sido heredada de generación en generación, no se sabe la fecha exacta de su inicio.  En la fiesta todo gira alrededor de la danza y los rituales. Al son del tambor y el pingullo los yumbos bailan y sus cuerpos motivan el sonido de los cascabeles, los mates y las semillas. Algunos estudiosos indican que se puede tratar de una danza extática, porque los sonidos llevan a los danzantes a ampliar su conciencia y entrar en trance.

La fiesta se desarrollará entre el viernes 21 y el domingo 23 de junio.  En la noche del viernes la cabecilla recorre los principales barrios de la parroquia Cotocollao y El Condado, en lo que se ha denominado ´la recogida´.  Morales bendice y autoriza a los danzantes a vestirse y a llamar al espíritu de su montaña.  El objetivo es llegar al parque de Cotocollao, antes de las 06:00, del sábado, para recibir el alba y hacer la toma de la plaza.

El mismo día, se realiza, desde las 10:00 la visita al prioste mayor, la Administración La Delicia del Municipio de Quito. En este sitio se realizará una ceremonia de agradecimiento.  Hasta este lugar regresarán, en horas de la tarde, para retirar la rueda, o castillo,  para a las 21:00 encender la celebración en la plaza de Cotocollao.

El domingo, en cambio, es el día de la fiesta mayor.  Los principales rituales se desarrollarán, desde las 10:00, en la misma plaza, entre ellos se pueden mencionar a la danza del curiquingue, la matanza y la pambamesa.  Se espera que la celebración se extienda hasta las 17:00.

El Municipio de Quito, apoya esta fiesta, como un aporte a la cultura de la ciudad y como parte del ejercicio de los derechos de los pueblos y nacionalidades del Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *