Sesenta empleados municipales se acogen a la jubilación

La tarde de este lunes 1 de julio de 2019, en el Salón de la Ciudad, sesenta empleados municipales, amparados por la LOSEP y por el Código del Trabajo, se acogieron a la jubilación. La administración del alcalde Dr. Jorge Yunda, en reconocimiento a la labor realizada, organizó una ceremonia donde se expresó el reconocimiento por su aporte al Municipio de Quito.

El vicealcalde Santiago Guarderas indicó que ‘esta tarde es de fiesta para la familia municipal, de alegría por el deber cumplido y de nostalgia por dejar la institución; son hombres y mujeres que han dedicado su tiempo y trabajo para al servicio de los ciudadanos desde la entidad municipal’ acotó.

Guarderas señaló que éste es un homenaje merecido para quienes, con esfuerzo y vocación, han entregado décadas a través del servicio público. Recordó que a lo largo de la historia el Municipio de Quito ha sido el ente que mantuvo indeleble la gestión de la ciudad, convirtiendo a la franciscana ciudad de Quito en el Distrito Metropolitano moderno que alberga a dos millones ochocientos mil ciudadanos.

“Vamos a recuperar el liderazgo de nuestra ciudad con decisión, entusiasmo, compromiso y vocación de servicio tanto de empleados y autoridades y emulando el ejemplo de quienes se jubilan en esta tarde ya que de esta manera se logrará una ciudad ordenada, inclusiva, solidaria, sostenible y saludable para todos los ciudadanos”.

El administrador general del DMQ, Patricio Moscoso, dijo que en la administración del Dr. Jorge Yunda se respetará en enorme grado al talento humano; una prueba de ello es el homenaje que se lo realiza esta tarde para reconocer sus largos años de trabajo y entrega en beneficio de los capitalinos.

La directora de Recursos Humanos del DMQ, Sandra Saavedra, indicó que este evento es una forma muy merecida de agasajar y devolver un granito de arena a quienes han trabajado por más de 25, 30 35 años y lo menos que puede hacer la institución es despedirles con un abrazo. Indicó que la nueva administración trabaja por brindar a los ciudadanos un servicio de calidad en medio de un ambiente propicio, donde primee l trabajo personas comprometidas y competentes.

Marcela Almeida es una de las empleadas que se acogen a la jubilación: es especialista en proyectos y labora en el Municipio desde hace treinta años. En su paso por la institución aprendió muchas cosas, fortaleció sus conocimientos y aportó con su trabajo para brindar un servicio de calidad como se merecen los quiteños.

“Ahora inicio una nueva etapa de mi vida, junto a mi familia; me voy muy orgullosa de haber entregado todo a la ciudad donde nací y a la que he servido con profesionalismo y con todo mi amor, porque Quito es Mío”, dijo Marcela Almeida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *