COMUNICADO OFICIAL

Sobre las personas refugiadas asentadas en el espacio público, el Municipio de Quito, amparado en su razón de trabajar en la construcción de políticas públicas para la prevención, promoción y garantía de derechos de los grupos de atención prioritaria, solicita a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que genere respuestas efectivas y rápidas a las demandas de las familias apostadas en el espacio público cumpliendo con los mecanismos de protección que la población desplazada requiere, más aún cuando estos son parte de Acuerdos Internacionales.

Además, siendo competencia del Gobierno Central del Ecuador garantizar los derechos de las personas en condición de refugio, solicita al Ministerio de Relaciones Exteriores, en calidad de rector de la política de movilidad humana, a que implemente acciones concretas que permitan la aplicación eficiente de los principios de protección de la población refugiada, con énfasis en aquellos compromisos adquiridos a partir de la suscripción del Pacto Mundial de los Refugiados y que busca la implementación de la Convención de 1951, el Protocolo de 1967 y la Declaración de Cartagena.

Reafirmamos nuestro deber de velar, en el marco de nuestras competencias, por la prevención, promoción y restitución de los derechos de la población, en particular de aquellos que por sus condiciones son considerados grupos de atención prioritaria como lo establece nuestra Constitución. De igual manera, respaldamos el exhorto que se hace a las autoridades nacionales por parte del Consejo de Protección de Derechos para velar por la seguridad y bienestar de las personas que se encuentran en un estado vulnerable de atención prioritaria.

Las personas que estaban en los bajo de las oficinas de ACNUR en Quito, solicitando se tramite su asilo en un tercer país, fueron trasladadas en un operativo interinstitucional de ‘Recuperación del Espacio Público’. Este operativo tuvo la participación de instancias municipales en coordinación con el Gobierno Central. Se verificó que todo el proceso sea manejado de forma pacífica y humanitaria en apego a los protocolos internacionales.

Las 28 familias de nacionalidad colombiana fueron reubicados en hoteles de la ciudad. El pasado jueves 11 de julio, estas personas salieron de los espacios de acogida y se asentaron en la Plataforma Gubernamental de Quitumbe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *