Taller de casadas se dicta en Casa Somos San Marcos

Materiales reciclados, creatividad y el deseo de emprender en un negocio novedoso, motiva a un grupo de mujeres, a construir llamativas fuentes en el taller de cascadas que se cumple en la Casa Somos San Marcos de la Administración Zona Centro Manuela Sáenz (AZMS). El resultado se evidencia con la elaboración de trabajos, hermosamente decorados.

El taller dictado por Mónica Viteri, los miércoles de 08:00 a 11:00 y los sábados de 08:00 a 12:00. La capacitadora dice que el propósito de los talleres es motivar a la ciudadanía para fomentar emprendimientos o simplemente elaborar una cascada para su hogar e incluso para regalar.

Los materiales utilizados son espuma flex y cosas recicladas útiles para dar forma a las fuentes, lo importante es evitar el gasto de dinero en la elaboración de elementos como: fogones, bebederos, casitas. Con creatividad, las participantes forman coloridas fuentes en las que el agua circula. A la gente le gusta y cuando participamos en ferias, compran los trabajos, informó Mónica Viteri.

Zuly Troya, es moradora de la Loma Grande, participa desde marzo en el taller: “me encanta hacer este trabajo, nos mantiene distraídas, se hacen cosas bellas, ahora estoy por terminar con esta fuente grande que la voy a colocar en mi sala, me salió muy linda. Luego quiero empezar a elaborar un pesebre para Navidad, se aprende muchas cosas”.

A Mariana Rodríguez, moradora de La Tola, le gusta mucho asistir al taller porque “me parece interesante, no implica mayor gasto y constituye un espacio desestresante, en el que me olvido completamente los dolores que padezco. Se aprenden a hacer lindas cosas, la profesora sabe transmitir los conocimientos, es muy bonito”, aseguró.

Por su parte Catalina Cepeda, acude al taller desde el sector de La Armenia 1. “Asisto a este curso, porque es una excelente terapia para mí, me gusta, dictan técnicas buenas para trabajar y nos alegra ver que con nuestras manos elaboramos fuentes, casas, puentes, personalmente considero que es un trabajo bonito y novedoso”, expresó complacida.

Rocío Raza, otra de las participantes, llega a San Marcos desde Carcelén, orgullosamente informa que ha elaborado cascadas, pozos, fuentes y casas. “Vine a aprender y he logrado hacer lindas cosas que se venden, porque a la gente le gusta”.

Al igual que en las otras siete Casa Somos del Centro, en San Marcos se dictan diferentes talleres que sirven para fomentar emprendimientos. A partir de septiembre inician nuevos cursos. Para mayor información comunicarse al 3952 300, ext. 161687.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *