Bomberos Quito controló el incendio forestal en el Pululahua

El viernes, 23 de agosto de 2019, se reportó un incendio forestal en la Reserva Geobotánica Pululahua, al noroccidente de la ciudad de Quito. Desde ese momento, personal especializado del Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito atendió diariamente la emergencia de, con un total de 50 efectivos de las Brigadas de Respuesta a Incendios Forestales (BRIF), apoyados con 10 vehículos contra incendios y el helicóptero de la institución, con operaciones de ataque directo, indirecto, por tierra y aire, en los flancos activos y accesibles de la montaña, hasta el control y liquidación del incendio.

La mañana de este jueves, 5 de septiembre de 2019, luego de una evaluación técnica en la zona, se determinó que no existen columnas de humo, focos activos, ni puntos calientes, en las últimas 24 horas de monitoreo, por lo que se declara controlado y liquidado el incendio forestal en la Reserva Geobotánica Pululahua, luego de 13 días de un trabajo técnico e interinstitucional, coordinado y liderado por el Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito.

El incendio se localizó en la Reserva Geobotánica Pululahua, ubicada a 17 kilómetros de Quito, cerca de la Mitad del Mundo, en las parroquias Calacalí y San Antonio de Pichincha. En una zona montañosa, con vegetación tupida, topografía irregular, laderas con inclinación pronunciada, superficie rocosa, altas temperaturas y vientos fuertes, lo que dificultó las operaciones de control y liquidación del fuego.

Debido a la complejidad del incendio, el trabajo interinstitucional fue fundamental para coordinar las acciones de control y liquidación del fuego. Por lo que intervinieron instituciones de apoyo al Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito como la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio de Quito, el Ministerio del Ambiente de Ecuador, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Así como, tanqueros de EPMMOP, EPMAPS y del Gobierno de Pichincha, para el suministro de agua y abastecimiento de las unidades contra incendios del CBDMQ en el lugar.

Asimismo, se instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) en el área de influencia del incendio, desde donde se coordinaron las acciones operativas interinstitucionales. De esa forma, 50 efectivos de Bomberos Quito trabajaron con el apoyo de 30 guardabosques del Ministerio del Ambiente, 30 miembros de Fuerzas Armadas y 5 de Policía Nacional, en las labores de extinción del incendio, de acuerdo a las competencias y capacidades de cada institución, dando un total de 115 efectivos por día.

Además por primera vez en el Ecuador, se creó una Unidad de Aviación Interinstitucional, conformada por helicópteros y tripulaciones del Cuerpo de Bomberos de Quito, Fuerza Terrestre Ecuatoriana y Policía Nacional, para ejecutar operaciones aéreas de combate con sistema Bambi Bucket, en los flacos activos y de difícil acceso del incendio. Dando como resultado un total más de 50 descargas de agua por día en los focos activos. Lo que permitió enfriar los flancos para que el personal en tierra pueda realizar acciones de liquidación.

El trabajo técnico, especializado y coordinado permitió el control y liquidación de este difícil incendio, que, aparentemente, se inició por la quema de rastrojos en la parte baja del volcán. Las autoridades competentes han iniciado las investigaciones respectivas para establecer responsabilidades en este lamentable suceso. Producto de este incendio, hasta el momento, se contabilizan 78,14 hectáreas afectadas. Que han sido validadas mediante la georreferenciación del área quemada, con una toma satelital del viernes, 30 de agosto de 2019. En los próximos días se determinará el total del área afectada.

Una Brigada de Respuesta a Incendios Forestales (BRIF) de Bomberos Quito permanecerá en el lugar para monitorear el área durante las próximas 24 horas. Además, las autoridades y guarda parques del Ministerio de Ambiente continuarán con su trabajo habitual en la reserva, para cuantificar el daño ambiental y los planes de remediación que correspondan, de acuerdo a sus competencias.

El Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito hace un llamado a la comunidad para prevenir y denunciar, de forma activa e inmediata, a quienes provoquen incendios forestales, llamando al 9-1-1. Así mismo, recordamos a la ciudadanía que provocar incendios forestales es un delito penando por la Ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *