Incendio en el Cerro Auqui afecta calidad del aire

Los barrios más afectados son Jardines del Valle, Recoleta, Luluncoto, La Tola, Cumandá, La Magdalena, Vicentina y Floresta, según la Red Metropolitana de Monitoreo Atmosférico de Quito, REMMAQ que detecta concentraciones anómalas en el Centro Histórico.

En estos sectores, se recomienda limitar actividades al aire libre y cerrar ingreso de aire externo, hasta que se controle el incendio. En este lugar existe mayor concentración de material particulado PM 2.5. Considerado como peligroso, por cuanto afecta principalmente a ojos y vías respiratorias.

Según los datos la calidad del aire en el Centro en este momento es ACEPTABLE 50-100. Sin embargo, podría haber pequeños efectos en la salud para individuos sumamente sensibles a contaminación ambiental.

Las personas que son extremadamente sensibles a la contaminación deben considerar limitar los esfuerzos prolongados al aire libre.

El índice de calidad del aire es una cifra que proporcionan las autoridades ambientales y que refleja las cantidades de contaminantes presentes en el aire. Cuando la calidad del aire es aceptable (tiene pocos contaminantes), las personas pueden respirarlo indefinidamente sin que su salud se vea afectada. Cuando es mala pueden darse irritaciones oculares, todo tipo de problemas respiratorios e incluso cardíacos.

Si la calidad del aire se encuentra en niveles de precaución (o, por las condiciones atmosféricas, se prevé que pueda bajar) de unos límites (que son distintos en cada país), las autoridades pueden decidir prohibir la práctica de deporte al aire libre o recomendar el uso de mascarillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *