1 000 árboles fueron plantados en Chilibulo

El Municipio de Quito, a través de la Secretaría de Ambiente, trabaja para recuperar los pulmones de la ciudad. El sábado, 14 de septiembre la jornada de reforestación tuvo gran acogida.

En el parque Metropolitano Chiulibulo Huayrapungo cerca de 400 personas apoyaron esta iniciativa de labores de plantación de 1 000 árboles nativos. Aliso, Pusupato, Yagual fueron sembrados en 3 hectáreas de este parque, consolidando así el compromiso de construir un Quito verde otra vez.

El objetivo es movilizar a la ciudadanía para a colaborar y aportar con acciones concretas en la mejora de nuestro ambiente, convencidos que, poco a poco, vamos generando conciencia para actuar frente a los desafíos que nos impone el cambio climático, señaló Marianela Irigoyen, secretaria de Ambiente.

La forestación y reforestación con árboles nativos es importante para el ecosistema local. Son ejemplares que se han adaptado a las condiciones químicas del suelo en la región determinada lo que permite ahorrar agua durante el mantenimiento en el riego y ayuda a mejorar el ambiente silvestre que interactúa con las otras especies de flora y fauna como aves y vegetación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *