Quito fue la más afectada en las manifestaciones en rechazo a las medidas

En entrevista el alcalde Jorge Yunda Machado indicó, este martes 15 de octubre, que luego de 11 días de una situación caótica y lamentable en que Quito fue la ciudad más afectada, porque en ella están las principales entidades gubernamentales y no se vislumbraba una solución al problema; por pedido de la Asociación de Municipalidades del Ecuador viajó a Guayaquil para conversar con el presidente Lenin Moreno para pedirle que se busque una salida a este problema.

Recordó el alcalde que en nueve días a pesar de la intermediación de la Conferencia Episcopal y Naciones Unidas no se logró que se trate el tema del decreto 883 que causó estas manifestaciones. “El presidente Lenin Moreno nos recibió y le expusimos las verdaderas dimensiones de lo que estaba viviendo la ciudad de Quito, y le pedimos sensibilidad para analizar este Decreto y logramos que el presidente Lenin Moreno acepte el continuar con el diálogo para encontrar una solución al problema”, dijo el alcalde Jorge Yunda.

Indicó el Primer Personero que luego de conversar en Guayaquil con el presidente Moreno regresó a Quito donde se reunió con algunos líderes indígenas a quienes les pidió sensibilidad para que se establezca un diálogo toda vez que muchos de ellos se habían puesto en una posición muy radical y había un ambiente de convulsión.

Jorge Yunda manifestó a los dirigentes indígenas que la situación económica del Ecuador es preocupante y por ello era necesario un acuerdo y que aspiraba a que en un segundo Decreto se implementen medidas, pero sin afectar a los más pobres; se logró que las dos partes se sienten, logren un acuerdo y con esto concluyeron las movilizaciones.

Manifestó que como alcalde de Quito desde el siguiente día de las manifestaciones se identificaron 97 los puntos de conflicto en la ciudad por lo que conversó con el vicealmirante Jarrín porque todo estaba fuera de control y lo único que podía frenar esta situación era un dialogo para encontrar una salida a esta situación. Manifestó que todos somos ecuatorianos y debemos unirnos en una gran campaña de reconciliación nacional

“Llegamos a un punto en que yo veía una anarquía total un todos contra todos, no eran solo manifestantes eran infiltrados, oportunistas y delincuentes, el caos estaba descontrolado”, enfatizó Jorge Yunda, quien además recordó que la geografía de Quito permite que lleguen a la ciudad desde el norte centro y sur del país mientras que Guayaquil solo tiene una vía de acceso y además Quito siempre ha sido el blanco de las manifestaciones políticas, pero esta vez, el grado de violencia fue extremo como nunca antes.

El alcalde Yunda manifestó que el Municipio a través de la subprocuraduría Metropolitana se ha documentado y argumentado ante la Fiscalía de la Nación sobre los actos vandálicos que se presentaron en la ciudad y a esto se sumarán los vides, fotografías y reportajes que servirán de base para que la Fiscalía pueda dar con los responsables de estos actos vandálicos que destrozaron la ciudad.

Dijo que gracias a la intervención oportuna del Municipio de Quito los quiteños no sufrieron desabastecimiento de agua potable, electricidad, recolección de basura, los mercados nunca estuvieron desprovistos y la movilidad fue posible a través del sistema metropolitano de transporte.

El alcalde Jorge Yunda recalcó que nunca tomó una posición política ni a favor del uno o del otro porque cualquier palabra en este ambiente de hostilidad habría encendido, aún más, los ánimos que ya estaban caldeados.

Valora el alcalde Jorge Yunda la paz y cree que debe haber un ambiente de reconciliación y de perdón ya que vivimos en un país intercultural pero el vandalismo debe tener fuertes sanciones ya que destruyeron la propiedad pública y privada de la ciudad; pide además bajar la violencia digital que agitó el ambiente en los 11 días de manifestaciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.