Alcalde Jorge Yunda y autoridades municipales conocieron las necesidades de las parroquias Nororientales

El alcalde Jorge Yunda con varios gerentes y directores de dependencias municipales realizaron un recorrido por las parroquias de Puéllaro, Atahualpa, Chavezpamba y Perucho, con el fin de conocer sus necesidades y crear un plan de trabajos en obras de vialidad, legalización de tierras, turismo, mercados, comercialización, agua potable, entre otros.

El alcalde Jorge Yunda dijo que es importante asumir los compromisos con las 33 parroquia rurales que, en el transcurso de décadas, han sido segregadas y olivadas y que hay tanto que mostrar.

Hay muchas cosas que enseñar al mundo como la gastronomía, rincones, paisajes, las bondades de Puéllaro y su gente. Por eso las autoridades municipales presentes analizarán los requerimientos en obras públicas, espacio público, vialidad, turismo y otros aspectos.

“Escuchar y recibir de la primera fuente las inquietudes y necesidades. Queremos nosotros además de comprometernos a una serie de reuniones con la ruralidad, seguir trabajando en estudios de vialidad que permita recibir a los turistas para conectar y sacar los productos hacia Quito y cantones vecinos”, explicó Yunda.

Ana Cuzco, vocal del gobierno parroquial de Atahualpa, manifestó que este es un día cívico para la parroquia y la zona por la visita del Alcalde. “Cuando vienen las autoridades la gente bota la casa por la ventana, esta es la ruta escondida y la gente vive de la agricultura, pero el 80% no tienen tierras legales, por eso pedimos ayuda a la Alcaldía y Concejales, porque las parroquias rurales producimos alimentos para la ciudad”, señaló Cuzco.

René Mosquera, vicepresidente del gobierno parroquial de Puéllaro, informó que esta es una fiesta cívica en las parroquias que conforman  la ruta escondida para tener un contacto cercano con el Alcalde e intercambiar ideas.

Puéllaro solicita la repavimentación del área urbana de la parroquia, requiere de un mercado para los comerciantes y mejoramiento del tráfico y transporte. El sitio tiene lugares turísticos, cascadas, miradores, senderos, producción agropecuaria y avícola, por ejemplo, producen 500 mil huevos diarios.“También es un jardín frutal con diversidad de productos: chirimoya, aguacate, limón, naranja, mandarina, tomate de árbol, pepinillo, tomate riñón, fréjol, entre otros”, señaló Mosquera.

Eduardo Freire vecino de Perucho informó que el Alcalde debe estar en las parroquias y no en el escritorio u oficinas porque debe saber las necesidades que tienen estos sectores.  Es trabajo de las autoridades conocer sobre las necesidades de las parroquias que han sido muy olvidadas por los poderes centrales.

Ruta Escondida

La parroquia de Puéllaro marca el inicio de la Ruta Escondida. Se encuentra a aproximadamente a 32 kms desde San Antonio de Pichincha. Se la conoce como el “Jardín Frutal del Ecuador”. Entre sus productos se destaca la chirimoya, el aguacate, el pan de camote y mandarina.

Sus dos iglesias forman parte del patrimonio cultural del DMQ y han sido restauradas por la actual administración municipal. La iglesia antigua opera desde 1850 y está hecha en barro, madera y teja. Por su parte, la iglesia nueva, como la denominan, empezó su construcción en 1929. Más de un 85% es de piedra y se construyó a base de mingas durante más de 30 años.

A continuación está Perucho, la parroquia más antigua de la Norcentralidad. Se caracteriza por su iglesia construida con madera la misma que tiene casi 400 años de antigüedad. Se destaca la producción de mandarina y sus derivados como el vino, mermelada, caramelos, compotas. Su platillo estrella es el sancocho peruchano el cual contiene carne de cerdo.

Luego sigue Chavezpamba. Allí se puede visitar su parque central e iglesia así como el mirador natural de Piltaquí desde el cual se vislumbra las cinco parroquias norcentrales. También hay el mirador “La Loma de la Cruz”, que está junto al camposanto y a unas escalinatas, construidas por la Municipalidad, que adornan la parroquia. Desde este punto se puede observar la grandeza de la zona. Su producto destacado es el camote.

Siguiendo por la ruta se llega a Atahualpa, parroquia principalmente ganadera. Sus productos lácteos son apetecidos y consumidos por toda la comunidad y por turistas también. La mayor parte de la producción de leche se comercializa y entrega a una multinacional.

Otro de sus principales atractivos es su plaza central con su iglesia que fue construida en 1932 y su cementerio cuyo diseño se asemeja al campo santo de Tulcán. Los turistas también pueden visitar sus cascadas, entre ellas la denominada El Cucho, el bosque protector primario del cerro Fuya Fuya y el sendero que conduce hasta las lagunas de Mojanda.

La última parroquia de la Ruta Escondida y una de las parroquias más grandes de todo el DMQ es San José de Minas. Cuenta con extensas áreas verdes, bosques protegidos, fincas, hosterías y una gastronomía única a base de granos. Entre sus principales productos están la zanahoria blanca y el morochillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *