Masaya recibió el Sello Inclusivo Progresivo

El Municipio Metropolitano, a través de la Unidad de Inclusión Social de la Zona Manuela Sáenz, entregó un Sello Inclusivo Progresivo al Hotel Restaurante Masaya, del Centro Histórico de Quito.

El Sello es para reconocer a las empresas privadas y dependencias municipales que han implementado sistemas de gestión inclusiva como parte de sus políticas de responsabilidad social.

Masaya está ubicado en la calle Venezuela y Rocafuerte y obtuvo la distinción ‘Sello Inclusivo Progresivo’ por cumplir con el 100% de los criterios establecidos de este proyecto.

Esta iniciativa se trata de una iniciativa promovida por la Secretaría de Inclusión Social del Municipio de Quito, a través de la cual se reconoce a las empresas públicas y privadas que implementan sistemas de gestión inclusivas, dentro de sus políticas de responsabilidad social.

Antonio Echeverría, responsable de la Unidad de Inclusión Social de la Zona Centro, explicó que el Sello Inclusivo Progresivo, es un identificativo de que el lugar que lo obtiene, es un espacio libre de discriminación y cumple con las normativas de igualdad de oportunidades, accesibilidad y sostenibilidad ambiental. Felicitó a Adrian Della Valle, manager de Masaya.

Por su lado, Adrian Della Valle agradeció por la distinción, porque para él y su empresa, “es algo muy importante, que se motive a la gente a laborar en esta línea, pero Masaya trabaja así con todos sus locales porque queremos aportar con un granito de arena y ser un ejemplo para la sociedad, procurar que la gente que nos visita se sienta cómodo, como en casa”.

Entre los criterios que se destacaron para acreditar a Masaya, con el Sello Inclusivo están: cumplir con la normativa nacional y local para su funcionamiento; respetar la identidad de género, orientación sexual, nacionalidad, religión, cultura, auto-identificación étnica y posición política de sus colaboradores, proveedores, empleados, clientes o usuarios; promover o vincular laboralmente a población joven (mayor de edad y menos 30 años), entre otros.

Con respecto al cumplimiento de la norma, este sello reconoce algunas acciones como el respeto a la identidad religiosa, cultural, étnica, sexual, política y de género; la paridad entre mujeres y hombres empleados; la inclusión de personas con discapacidad en la nómina y el acoplamiento de las áreas para personas con discapacidad y movilidad limitada.

Esta propuesta se enmarca en el proyecto ‘Quito, ciudad inclusiva’ impulsada por la Municipalidad con el objetivo de identificar y reconocer a los lugares inclusivos, libres de discriminación y violencia con la finalidad de generar mayor inclusión a los 10 grupos de atención prioritaria que existen en la capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *