Alrededor de mil niños fueron agasajados

En las instalaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Rastro Quito se realizó un programa navideño para agasajar alrededor de mil niños de los barrios aledaños a la empresa. Fue una mañana llena de alegría, en la que se pudo disfrutar de varias actividades para los niños con premios, sorpresas y mucha diversión.

Para iniciar este emotivo evento, el gerente General de la EMRAQ-EP, Dr. Mauro Mendoza, dio las palabras de bienvenida a los niños y su familia. Resaltó el sentido de la Navidad: la solidaridad, la ayuda al prójimo, los valores, el amor y la unión familiar.

De esta manera, la Emraq-EP continúa cumpliendo con su compromiso: fomentar en la comunidad un buen convivir entre vecinos, junto con la diversión y así reforzar los lazos entre sociedad y la responsabilidad social que fomenta la institución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *