Un llamado a inscribir los proyectos barriales con los presupuestos participativos

Si tiene propuestas de proyectos sociales y sostenibles, que puedan aportar al desarrollo de su barrio o parroquia, ahora pueden volverlos realidad, a través del mecanismo de Presupuestos Participativos.

En ese sentido, la persona o grupo interesado en inscribir su proyecto debe acudir a la Administración Zonal correspondiente de Calderón, La Delicia, Eugenio Espejo, Eloy Alfaro, Manuela Sáenz, Quitumbe, Tumbaco o Los Chillos, a la dirección de gestión participativa y llenar la ficha con la propuesta.

El personal del área asesorará a los ciudadanos en el proceso. En caso de que el proyecto sea pre-calificado, será sometido a votación ciudadana en la Asamblea Parroquial respectiva, entre los meses de agosto y septiembre.

Los proyectos sociales pueden ser iniciativas para protección ambiental, emprendimiento, capacitaciones, empoderamiento del espacio público, arte urbano, seguridad barrial, equidad de género, ferias turísticas, entre otros.

Los Presupuestos Participativos, son un mecanismo del Sistema Metropolitano de Participación Ciudadana, a través del cual, la ciudadanía conforma 65 Asambleas Parroquiales para priorizar el 60% (o más), del presupuesto de inversión de las Administraciones Zonales, para obras y proyectos sociales.

En el 2019, se ejecutaron 39 proyectos sociales con un monto aproximado de USD 480 mil, como: el proyecto de recuperación de quebradas de La Bota y Comité del Pueblo, el museo del Mazapán, reforestación de la parroquia de San José de Minas, capacitaciones artísticas, talleres de emprendimiento, proyecto de murales de Arte Urbano, un proyecto para equipar el centro de atención terapéutico y psicológico de Nanegal, entre otros.

Un comentario sobre “Un llamado a inscribir los proyectos barriales con los presupuestos participativos

  • el 27 enero, 2020 a las 10:36 am
    Permalink

    Buenos días
    Si me ayudan indicando cual es la fecha límite para presentar un proyecto

    Saludos cordiales,

    Fernando Pillajo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *