Obra de Endara Crow se restaura y se exhibirá

En el espacio de Patrimonio Cultural (restauración) del Centro Cultural Metropolitano trabajan dos técnicos en la restauración de una obra de Gonzalo Endara Crow, pintor y escultor ecuatoriano, la misma que se exhibía en el hall del Palacio Municipal desde el año 1988 hasta 2011, año el que fue ‘descolgado’ y depositado en la reserva temporal CCM.

El mural fue entregado al Municipio para ser expuesta en el hall y que la ciudadanía la pueda apreciar, en ella se observan trenes voladores, pájaros, huevos y más representaciones del paisaje andino, sus colores son fuertes, cálidos y llamativos.

Esta es una obra de gran formato, compuesta de 28 pinturas, 26 ‘pequeñas’ con dimensiones de 1,02 x 2 metros y 2 pinturas de 4,15 x 2,90 metros; el total de metros cuadrados es de 76,07. Esta es una representación del realismo mágico que caracterizaba a este pintor y escultor ecuatoriano.

Patricio Ruales, licenciado en restauración y museología, es uno de los expertos encargados de la restauración de los paneles de Endara Crow, “este es un conjunto de sus obras, estamos trabajando en la intervención de 3 paneles por día.” En abril se realizará una exposición en el Centro Cultural Metropolitano en las salas 1, 2 y 4.

La labor empieza con la limpieza de polvo ligero, con brocha y aspiradora, antes de iniciar la limpieza se realizaron pruebas de solubilidad, con las ‘3 A’, agua, acetona y alcohol, las que arrojaron que la mejor manera de limpiar es con agua desmineralizada y jabón neutro “en porcentaje de 3% de jabón y neutralizamos con nuevos hisopos de agua”, cuando todos los paneles estén limpios se colocará una capa de barniz de resina especial, disuelta en tolueno, que permite proteger del polvo y de los rayos ultravioletas.

Magdalena Boada, restauradora del CCM, es otra de las expertas que trabaja en este espacio; “para nosotros ha sido muy importante realizar la intervención del mural de Endara Crow, él la pintó y la donó al Municipio de Quito, inició su trabajo en el año de 1986, dos años después la entregó al Alcalde Gustavo Herdoiza, para que la gente pueda disfrutar de su arte, que invita a volar. Tenía en sus manos magia”.

Las pruebas se realizan en pequeños fragmentos de la obra, en los extremos, donde no sea evidente o se causen daños. Los especialistas usan mandil y guantes blancos de algodón, para poder manipular las obras y para evitar la grasa y el roce de las manos; en su trabajo usan cotones, que permiten limpiar el polvo y la suciedad, estos impregnados por la solución de jabón neutro y agua desmineralizada, además de pinceles, esto de ser necesario un arreglo específico en la obra.

“Una vez colocada la solución se limpian los excedentes, teniendo cuidado con el color para no desvanecerlo, esto hasta que el hisopo salga limpio. Además usan un ‘optivizor’ que se emplea para poder apreciar bien los colores, ver faltantes y no dañar la obra.

“Este mural se encuentra en buen estado de conservación, sin embargo tiene muchas huellas, la gente se apasionaba por tocar, tenemos huellas de manos. La propuesta de intervención incluye un aislante, para que las personas no lo toquen, ni hacer daño a la obra”. Dijo Magdalena Boada.

La obra de Gonzalo Endara Crow, es considerada por este experto como “arte ‘Naif’, mezclado con ‘Figurativismo’, el realismo mágico; es una obra importante de uno de los artistas más importantes del país”, señaló Patricio Ruales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *