Dictan medidas cautelares para ciudadano que intentó coimar a un agente

Por el intento de coimar a un Agente Civil de Tránsito (ACT), la Fiscalía General del Estado formuló cargos en contra del conductor de transporte público, Segundo Q., además, dictó medidas cautelares e inició la instrucción fiscal por el presunto delito de cohecho. El proceso legal se desarrolló en la Unidad Judicial Penal con competencia en infracciones Flagrantes, en Quitumbe, este miércoles 19 de febrero.

Esto se inició tras la denuncia del ACT Franklin Cabezas, quien este martes 18 de febrero emprendía un operativo de control de licencias de conducir en la avenida Maldonado. En medio de esta labor, solicitó la documentación al chofer y acudió a verificar el número de placas de la unidad. A su regreso, el conductor le habría entregado su identificación con un billete, para aparentemente evitar el debido accionar del funcionario. El hecho pudo ser captado por otro Agente, quien estaba grabando otra infracción y también logró registrar el aparente intento de soborno.

Por tal motivo, en su labor de ejercer la autoridad de manera transparente, el agente Cabezas realizó una llamada al ECU 911, notificando el hecho. Posteriormente, la Policía Nacional detuvo al chofer del bus.La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) apoya a los órganos de justicia para que se esclarezcan los hechos y se establezcan responsabilidades, brindando la información necesaria para la investigación del caso. Igualmente, dio el apoyo legal correspondiente al ACT para que pueda colaborar con la justicia.

Se recuerda que el delito de cohecho está tipificado en el artículo 280 inciso 4 del Código Integral Penal: “Las o los servidores públicos y las personas que actúen en virtud de una potestad estatal en alguna de las instituciones del Estado (…) que reciban o acepten, por sí o por interpuesta persona, beneficio económico indebido o de otra clase para sí o un tercero, sea para hacer, omitir, agilitar, retardar o condicionar cuestiones relativas a sus funciones, serán sancionados con pena privativa de libertad de uno a tres años”.

La AMT, en las últimas semanas ha enfrentado el escrutinio público ante los ACTs que aparecen en videos que socavan la imagen de la institución. Sin embargo, existen funcionaros honestos, como el ACT Franklin Cabezas, y muchos más en la agencia que evidencian que la AMT está conformada en su mayoría por funcionarios que cumplen con su deber de fiscalización en las vías de manera transparente. Estos servidores efectúan su labor de hacer cumplir las leyes y no se prestan a infringirla.

Como parte del compromiso de erradicar los actos de corrupción en la entidad, los funcionarios directivos de la AMT aceptaron voluntariamente someterse cualquier prueba de confianza dispuesta por la máxima autoridad, para reafirmar su integridad personal, honestidad y ética profesional.

Las pruebas de confianza consisten en exámenes para comprobar la idoneidad y no vinculación en actos de corrupción, como la prueba del polígrafo, el estrés de voz, entrevistas personales, exámenes financieros, entre otros.

Para mejorar el servicio a la ciudadanía y eliminar los actos ilícitos en cada uno de los procedimientos que se desarrollan, la AMT capacita de manera permanente a sus funcionarios, además se anunció la adquisición, en los próximos meses, de body cams y ordenadores de bolsillo para los Agentes Civiles de Tránsito.

Para preguntas o sugerencias, por favor, comunicarse a la línea telefónica 1800-AMT-AMT, Twitter @AMTQuito y Facebook Agencia Metropolitana de Tránsito Quito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *