Puntos de agua de Epmaps hidratan en 6 accesos a la ciudad

“Aunque hay un poco de temor por trabajar en contacto con mucha gente, tenemos la gran satisfacción de servir a la ciudad y a los compañeros que están en el primera línea de batalla haciendo cumplir las medidas de seguridad para que el virus no se propague”, afirmó José Luis Rodríguez, servidor de Epmaps-Agua de Quito.

Él, junto con sus compañeros Patricio Nazca y Edison Sánchez, recorren la ciudad, entregando botellones de agua para hidratar a policías, militares, bomberos, agentes de tránsito, personal de salud y fumigadores situados en los siete puntos de acceso al Distrito Metropolitano de Quito: Oyacoto, Calacalí, Cutuglagua, Amaguaña, Pifo, Carapungo y Guamaní.

Están repartidos por sectores y, desde las 06:00 de la mañana y equipados con todas las medidas de bioseguridad, arman las carpas de los puntos de hidratación, dejan botellones y vasos El agua también sirve para preparar la mezcla con la fórmula de hipoclorito de sodio para la fumigación. Por el toque de queda, todos los implementos se recogen desde el mediodía.

En los centro de revisión vehicular de Carapungo y Guamaní, también trabajan Antonio Zambrano y Germán Beltrán realizando la supervision al equipo de fumigación de Epmaps para desinfectar las unidades de transporte. Así mismo coordinan la dotación de agua para el personal que se encuentran armando kits de alimentos para las personas de escasos recursos económicos en la Universidad Salesiana, a la AMT y al Ecu 911.

“Trabajó 15 años en la Empresa y ahora siento la mayor satisfacción personal y orgullo de pertenecer a ella por toda la labor que realiza, especialmente, en la dotación de agua potable que, ahora más que nunca, está siendo valorada por los ciudadanos”, anotó Rodríguez.

Son alrededor de 40 botellones semanales, mientras que otros 50 se entregan los fines de semana en casas de acogida y albergues para personas vulnerables, como el habilitado por Patronato San José en el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, la Casa del hermano, Casa de la Mujer, Casa de adolescentes.

“Todo esto es posible gracias al magnífico equipo humano y técnico con el que cuenta EPMAPS. Es de vital importancia que todos estemos conscientes  de mantenernos unidos y que la ciudadanía se sienta segura y a salvo en sus casas, para poder regresar de a poco a nuestras actividades diarias con normalidad, tranquilidad y demostrando que logramos juntos vencer esta pandemia”, afirmó la gerente de Administración y Logística, Mayuri Acurio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *