Empresa de Agua Potable recibe nueva certificación al Laboratorio de Calidad

  • La Epmaps recibió la recertificación ISO 17025
  • El Laboratorio monitorea y analiza el agua de Quito en todo el proceso de producción, desde las fuentes, conducción, potabilización, tanques y redes de distribución
  • Se cumple con la Norma INEN 1108 que certifica la calidad del agua

 La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento, Epmaps-Agua de Quito, recibió la recertificación ISO 17025, tras una exhaustiva verificación del Sistema de Gestión del Laboratorio de Control de Calidad de Agua, de acuerdo con los parámetros de cumplimiento de la norma.

El nuevo certificado, otorgado por el Servicio de Acreditación Ecuatoriano (SAE), valida la competencia técnica y humana que tiene el Laboratorio de Epmaps para realizar el control de la calidad del agua que se distribuye en el Distrito Metropolitano de Quito.

 “Se trata de un proceso riguroso en el cual se revisa tanto los procesos administrativos, como técnicos y se evalúa si nuestros resultados cumplen con criterios de calidad internacional, mediante estudios de intercomparación”, explicó el jefe del Departamento de Control de Calidad, Alberto Tapia.

Explicó que, entre otros aspectos, esta norma mide la confidencialidad y, especialmente, la imparcialidad de los resultados. “Esto nos da el aval de la responsabilidad con la que se toman las muestras y se determinan los resultados, puesto que somos nuestros propios clientes”, indicó al señalar que el objetivo final es asegurar la calidad del agua que llega a los hogares capitalinos.

La Epmaps se mantiene en un proceso de mejora continua del Sistema de Gestión del Laboratorio y en sus planes está abrir sus servicios al público en general.

El Laboratorio fue creado en el año 2000 para monitorear y analizar el agua de Quito en  todo el proceso de producción, desde las fuentes, conducción, potabilización, tanques y redes de distribución, en cumplimiento de la Norma INEN 1108 que, por su parte, certifica la calidad del agua.

Actualmente, pese a la emergencia, el laboratorio continúa trabajando. Diariamente, personal especializado recorre la ciudad tomando muestras en líneas de conducción, plantas de tratamiento, tanques y redes de distribución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *