Situación sanitaria incentiva el uso de la bicicleta eléctrica

  • Es uno de los medios de transporte que contribuye a la reducción de la contaminación del aire, ayuda a compensar la huella de emisiones de carbono, y es saludable
  • La bicicleta eléctrica alcanza distancias más grandes con la asistencia que entrega la acción de pedalear y no emite gases tóxicos a la atmósfera.

En apoyo e incentivo a la movilidad alternativa y sostenible, la empresa Electrobike, a través de su gerente general, Andrés Mesias, realizó la donación de una bicicleta eléctrica, conocida también como “e-bike” a la Secretaría de Ambiente para ayudar a difundir los beneficios de su uso entre la población de Quito, y colaborar con la disminución la contaminación ambiental.

Para Mesias, “la ciudad y el mundo entero han cambiado su dinámica, y la población de Quito ha comprendido la importancia de contaminar cada vez menos, es así que la empresa tiene más de mil unidades rodando en la ciudad provocando que sus usuarios hayan dejado de lado el uso del auto, sobre todo para realizar actividades diarias. El uso de la bicicleta en Quito ha pasado de ser un hobby a formar parte de un estilo de vida responsable con el ambiente».

Estudios realizados en Quito y en otras ciudades del mundo, donde se busca alternativas de movilidad sostenible y responsable con el ambiente, concluyen que uno de los medios de transporte que contribuye a la reducción de la contaminación al aire, ayuda a compensar la huella de emisiones de carbono, y además es saludable: es la bicicleta.

Juan Carlos Avilés, secretario de Ambiente señaló que “este tipo de alianzas con la empresa privada contribuyen significativamente con los esfuerzos de la actual Administración Municipal por reducir la contaminación ambiental en Quito. Hay que recordar la correlación que existe entre el uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte y la mejora en la calidad del aire, que en estos días de cuarentena ha mejorado considerablemente”

La crisis económica mundial y la caída en los precios del petróleo han impulsado el ascenso de medios alternativos de transporte como la bicicleta eléctrica, que se diferencia de la tradicional por que lleva instalado un motor eléctrico que ayuda a alcanzar distancias más grandes con la asistencia que entrega la acción de pedalear, y lo más importante: no emite gases tóxicos a la atmósfera.

La coyuntura actual, ha obligado a muchas ciudades, a activar ciclo vías emergentes como un medio ideal para el distanciamiento social, mientras las personas se trasladan de un lugar a otro para realizar sus actividades diarias.

 

Un comentario sobre “Situación sanitaria incentiva el uso de la bicicleta eléctrica

  • el 18 mayo, 2020 a las 10:34 pm
    Permalink

    Considero que la bicicleta eléctrica es una excelente alternativa sostenible para la movilidad de la población de Quito, sin embargo se debería comentar sobre las acciones que se preveen tanto desde la empresa privada, como de la entidad de control, para que una vez que se cumpla la vida útil de la batería de la bicicleta, se dé una adecuada gestión como «desecho peligroso» y no generemos un impacto ambiental mayor.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *