Ciudadanos venezolanos regresaron a su país natal en un vuelo humanitario gestionado por el Municipio de Quito

En coordinación de varias entidades entre ellas las cancillerías de Ecuador y Venezuela, este jueves 7 de mayo, el Municipio capitalino, gestionó la repatriación de 90 ciudadanos del hermano país.

Hasta el Aeropuerto Mariscal Sucre, arribaron los buses que transportaban a familias enteras, mujeres con niños, adultos mayores. Con su equipaje al hombro y con una sonrisa, agradecieron esta labor humanitaria encabezada por el Municipio de Quito.

Con toda la ilusión del retorno a casa, todos siguieron las disposiciones se bioseguridad: uso imprescindible de mascarilla, 2 metros de distancia entre persona y persona. Además, al entrar al terminal aéreo, a cada uno se le aplicó una prueba rápida de covid-19. Con la confirmación de no tener esta enfermedad, pasaron a registrar sus maletas, luego a control migratorio y finalmente a la sala de espera.

Sandro Ruiz, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios –Epmsa- indicó que esta es una labor humanitaria del Municipio de Quito que no se ha detenido. Los servicios se prestan de forma eficiente, para que los pasajeros puedan embarcar y partir hacia su destino. “La directriz del señor alcalde fue mantener operativo el aeropuerto, siguiendo las instrucciones del COE Nacional; este es un ejemplo más de un vuelo humanitario, en la mañana llegaron 2 personas ecuatorianas desde Venezuela en un vuelo de Conviasa; ahora parten 90 personas desde Quito “subrayó el gerente de Epmsa.

Melissa Feinao, ciudadana venezolana, llegó al Ecuador hace 2 años para mejorar su situación económica y para ayudar a su familia, sin embargo, debido a la pandemia se quedó sin empleo. “En mi caso tengo un niño y a mi madre de la tercera edad en Venezuela, la cabeza de hogar soy yo, y ahora debo regresar y luchar con ellos allá. Agradezco enormemente la ayuda que me dan para poder hacerlo»

Tiempo atrás, Alberto Soto llegó al país con su esposa. Ahora regresan con su hija de un año, nacida en Ecuador. “Desde el comienzo nos han tendido la mano, siempre fue motivador sentir ese cariño hacia el pueblo extranjero. Me parece muy bien esta ayuda que nos están brindando.” acotó.

Esta acción humanitaria continuará. Se han programado más vuelos para los próximos días.

Damos a conocer a la ciudadanía que estos vuelos no representan un gasto para la municipalidad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *