Museos Desde Casa: La escritura en los claustros femeninos

  • Museos Desde Casa es una iniciativa del Municipio de Quito mediante la Fundación Museos de la Ciudad
  • El artículo nos permite conocer una investigación realizada desde el Museo del Carmen Alto

El Museo del Carmen Alto invita a leer el artículo ‘La escritura en los claustros femeninos, que narra cómo fue la vida conventual durante el periodo colonial, para las mujeres que querían dedicarse a la lectura y escritura.

“El género literario que se desarrolló en la vida conventual femenina fue principalmente el epistolar. Miles de cartas formales e informales fueron escritas por abadesas, prioras y otras religiosas a cargo de la administración de sus comunidades. En menor cantidad, quienes tenían habilidades para ir más allá del género epistolar, escribieron poemas, obras teatrales, biografías, obras devocionales, crónicas y escritos espirituales íntimos; los mismos que son difíciles de clasificar dentro de un género en particular, dada su ambigüedad, ya que se trata de una especie de diarios o cartas dirigidas a sus confesores en los que describían sus sentimientos personales, dudas y experiencias visionarias. Estos escritos contenían rasgos autobiográficos, en tanto que recogían memorias de sus propias vidas. (Lavrín, 2016: 394)”. Tomado del artículo.

Una de las grandes espiritualidades quiteñas del siglo XVII fue la monja clarisa Gertrudis de San Ildefonso, destacada prosista de la época colonial. Gertrudis Dávalos Valverde nació el 4 de noviembre de 1652 en Quito. Desde pequeña aprendió a leer y escribir, canto y música.

La obra dejada por Sor Gertrudis constituye uno de los trabajos intelectuales de la literatura mística quiteña más importantes del siglo XVII. Se encuentra inédita bajo el resguardo de las monjas del Monasterio de Santa Clara. Está estructurada en tres tomos que suman mil seiscientas veinte y dos páginas.

Otra de las religiosas destacadas por su obra escrita es la monja dominica Catalina Jesús Herrera, religiosa de coro del Monasterio de Santa Catalina de Quito.

Invitamos a leer este interesante artículo de Myriam Navas, investigadora del Museo del Carmen Alto, sobre el conocimiento de las letras, que abrió la posibilidad a algunas mujeres de desarrollar la escritura, aunque bajo el estricto control de confesores y guías espirituales.

Ingrese al artículo en este enlace https://bit.ly/36mNp1M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *