Quito vuelve a la actividad y aumenta la contaminación ambiental

  • El aumento de los contaminantes proviene principalmente del tráfico vehicul
  • El cambio de semáforo de alerta incrementa la presencia de contaminantes

La clara evidencia de la recuperación en la calidad del aire en Quito, producto del confinamiento por el covid – 19, comienza a registrar una variación en los niveles de todos los contaminantes, especialmente del dióxido de nitrógeno (NO2), un gas denso, color café rojizo, que proviene de la combustión de vehículos que usan derivados del petróleo como diésel y gasolina.

Las cifras entregadas por la Red Metropolitana de Monitoreo Atmosférico de Quito, REMMAQ confirman a través de todas sus estaciones ubicadas en el DMQ que, en abril y mayo los niveles de partículas de los principales contaminantes se redujeron significativamente en relación al mismo periodo de 2019.

En los primeros días de junio, con el cambio del ‘semáforo de alerta’ y la relajación de la cuarentena se puede observar el incremento de los contaminantes debido, principalmente, a la actividad humana que poco a poco vuelve a retornar a esta nueva normalidad.

Una de las razones, por las cuales se registra el aumento de los niveles de los contaminantes es el uso masivo de vehículos particulares para realizar las actividades diarias, ante el temor de exponerse a posibles contagios en los buses de servicio público.

Para evitar la presencia de contaminantes, la administración municipal está implementando una serie de ciclovías emergentes con el fin de mantener el distanciamiento social entre quienes necesitan movilizarse y sobretodo para incentivar el uso de medios alternativos de movilidad sostenible que ayude a mantener los niveles óptimos en la calidad del aire que logramos alcanzar mientras duró el confinamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *