Autoridades nacionales y locales recomiendan no relajarse y cumplir con normas de bioseguridad

  • Quito continúa en semáforo amarillo mientras las autoridades cantonales y nacionales evalúan la adopción de una gama de medidas para frenar la propagación de la COVID-19.
  • El Ministerio de Salud hace un llamado a acercarse a centros de salud y hospitales en el caso de registrar síntomas.
  • Se crearán campañas que impulsen la corresponsabilidad ciudadana.

Este lunes 29 de junio, en horas de la mañana, se realizó una rueda de prensa, presidida por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y el alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, para hablar sobre medidas para frenar los contagios de la COVID-19 en la urbe.

En el pronunciamiento oficial, que se transmitió a través de las cuentas oficiales del Municipio, se indicó que zonas de Quito se han visto afectadas por el incremento de contagios, las más preocupantes son el Centro Histórico, Chilibulo, La Ecuatoriana, San Roque, en donde se ha podido identificar que personas que se encontraban infectadas de COVID-19 rompieron el cerco epidemiológico y salieron de sus casas, provocando nuevos contagios.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, subrayó que ningún paciente ha sido desatendido. Desde la cartera de Estado que lidera, dijo, se ha trabajado para incrementar los servicios, también se ha contratado más personal y se los ha trasladado a unidades intensivas para atender a los pacientes.

El alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, señaló que, a pesar de las dificultades, no se ha dejado de hacer pruebas PCR y se incrementarán en número de muestras, para esto se trabajará con otros laboratorios, y así también aumentará el número de resultados. Explicó que las pruebas PCR son las únicas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser usadas en esta pandemia, pues su nivel de confiabilidad es muy alto.

El burgomaestre se refirió, también, a la necesidad de crear campañas ciudadanas para prevenir los contagios y ayudar a las autoridades, alertando sobre la prohibición de aglomeraciones y reuniones para eliminar esos posibles focos de contagio. En ese mismo sentido, informó que el Centro de Atención Temporal Quito Solidario incrementará el uso de camas para recibir a más pacientes que presenten síntomas de COVID-19.

De su parte, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, destacó las medidas con las que este 29 de junio las instituciones públicas retomaron sus actividades de manera presencial, teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad. Agregó que, en consecuencia, con los números de contagiados que ha reflejado Quito, no se incorporaron todos los funcionarios al trabajo. En el caso del Municipio de Quito, este lunes, retomaron las actividades el 3% de los empleados, el resto continúa sus labores a través de teletrabajo.

Romo señaló que ha habido reuniones constantes entre la autoridad local y nacional, y reiteró que se continuarán ejecutando para retomar de manera ordenada la reactivación económica.

Además, dijo que desde que empezó la emergencia sanitaria a nivel nacional se ha denunciado la realización de 1 200 fiestas clandestinas. Por esto, se hace necesario articular y fortalecer la corresponsabilidad ciudadana y así tomar conciencia sobre los contagios. Insistió que es indispensable cumplir con los tres pasos de vida: el uso de mascarilla, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos.

#NoTeRelajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *