Epmmop realiza mantenimiento periódico de taludes

  • Técnicos de @ObrasQuito realizan procedimientos adecuados para la mitigación de taludes
  • El mantenimiento es una acción importante para disminuir el riesgo de deslizamientos
  • Quito tiene una topografía caracterizada por la presencia de zonas montañosas, por lo que existen taludes con pendientes, que varían desde moderadas a altas

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas –Epmmop- cuenta con una comisión técnica para la evaluación de muros y taludes, que luego de realizar las supervisiones respectivas en los sitios de riesgo, propone trabajos de mitigación para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

Existen taludes de origen natural y otros formados por acción antrópica, es decir, donde interviene la mano del hombre, especialmente durante la ejecución de un proyecto vial; por ejemplo, al construir una autopista se realizan cortes a lo largo del perfil natural del terreno, generando nuevos taludes.

Quito posee una topografía caracterizada por la presencia de zonas montañosas, por lo que existen taludes con pendientes, que varían desde moderadas a altas.

Estos taludes son propensos a sufrir un desgaste acelerado por efectos de la erosión de tipo eólica (provocada por el viento) o hídrica (por acción del agua); sin embargo, existen otros factores provocados por la acción del hombre.

Este es el caso de zonas en las que se han edificado viviendas sin los estudios respectivos que hacen caso omiso a las ordenanzas metropolitanas que exigen haya un retiro superior a 15 metros medidos desde el borde superior del talud.

En muchos casos estas viviendas no poseen conexiones domiciliarias hacia las redes de alcantarillado, por lo que descargan de manera directa las aguas necias hacia el talud, afectando su estabilidad.

Durante las inspecciones que realiza el personal técnico de la Epmmop se determina el nivel de riesgo que presentan los taludes, sobre esta base se define un rango de priorización que está directamente relacionado con la ubicación, grado potencial de afectación, vías que serían afectadas, entre otros aspectos.

Ante esta situación, una de las acciones que realizan los equipos operativos de la Epmmop es la mitigación, es decir una intervención con el objetivo es disminuir el riesgo de un deslizamiento. En este caso se puede optar por construir una cuneta llamada de coronación que se realiza en las partes superiores de algún talud.

Esta estructura es básicamente un canal a través del cual se conduce el agua proveniente de las precipitaciones, hacia los sistemas de drenaje existentes en las vías o hacia las quebradas aledañas, procurando que la descarga sea de forma controlada, para evitar el desgaste prematuro del talud.

Las cunetas de coronación se pueden construir de hormigón o conformadas en tierra si las condiciones mecánicas del suelo lo permiten. En varias zonas de la ciudad de Quito, existen depósitos de suelo denominado cangahua, que son producto de la consolidación de ceniza volcánica y poseen una alta resistencia, lo que convierte a este tipo de suelo en el idóneo para conformar cunetas de coronación.

Del mismo modo los equipos operativos de la Epmmop realizan el mantenimiento de estas estructuras de forma programada, especialmente en verano. Estos trabajos consisten en la limpieza de la basura, escombros, vegetación o cualquier otro material que obstruya el paso del agua.

Otro tipo de trabajos de mitigación que se ejecutan es el perfilado manual de taludes, mediante el cual se retiran las zonas inestables de forma controlada y segura hacia la vía. Generalmente estos trabajos se realizan en coordinación con el Cuerpo de Bomberos de Quito, tomando en consideración que los taludes intervenidos superan los 30 metros de altura, con una inclinación semejante a los 90°.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.