El Proyecto ´ciudades incluyentes, comunidades solidarias´ desarrolla políticas para migrantes

  • Participación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, en inglés UNHCR, United Nations High Commissioner for Refugees), ONU-Habitat y fondos de la Unión Europea
  • Proyecto ´ciudades incluyentes, comunidades solidarias´
  • Se estima que en Quito existe 385 mil migrantes venezolanos

 El Proyecto ´ciudades incluyentes, comunidades solidarias´ pretende mitigar los impactos negativos y aprovechar las potencialidades de las migraciones en términos de desarrollo urbano, reduciendo así las vulnerabilidades de los migrantes y refugiados venezolanos en las ciudades de América Latina y el Caribe. Entre las ciudades que participan del proyecto se encuentra el Distrito Metropolitano de Quito, como una de las urbes receptoras de altos flujos migratorios.

El enfoque inicial ha sido responder a las necesidades humanitarias urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela, pero en la propuesta 2020 el plan avanza en asegurar la inclusión social y económica en las comunidades que los reciben.

El Municipio, a través de la Secretaría de Territorio Hábitat y Vivienda, trabaja en varias acciones de desarrollo urbano y planificación para apoyar en esta iniciativa. En Quito y en la región se promueve la prestación de asistencia de emergencia y servicios básicos; recopilación y el análisis de datos sobre movilidad humana y tendencias emergentes; monitoreo de la protección; registro y la documentación; fortalecimiento del acceso al territorio; sistemas de asilo; procesos de regularización y documentación.

Además, se analizan las respuestas de protección para personas en riesgo o con necesidades específicas, prevención y respuesta a la violencia de género; protección de la infancia, así como un mayor acceso a la educación; comunicación con las comunidades y una mayor rendición de cuentas; sensibilización y solidaridad; oportunidades para la inclusión socioeconómica; aumento al apoyo y la mejora al acceso de servicios públicos; fortalecimiento de capacidades a nivel regional, nacional y local.

Está la construcción de una caracterización de la ciudad, que permita contar con información poblacional y territorial para promover la gobernanza de los refugiados y migrantes, así como su integración con las comunidades de acogida. Se desarrollará un informe sobre el acceso a los derechos de los migrantes y refugiados, así como rutas para su defensa y protección.

Realización de encuentros comunitarios de validación, complementación y constitución colectiva de agendas para la acción. Análisis de marcos regulatorios existentes sobre migrantes e instrumentos de planificación urbana.

Ejecución de planes de intervención territorial a escala barrial y acciones piloto que promuevan la inclusión de las demandas de los refugiados y migrantes en el desarrollo urbano de las comunidades de acogida.

Implementación de proyectos piloto para promover el mejoramiento de vivienda y/o espacio público, desarrollo de entornos urbanos, operaciones urbanas integrales, etc. Desarrollo de proyectos de reinserción socio-económica, empleo decente, acceso a servicios, etc.

Diseño de campañas e iniciativas de comunicación contra la xenofobia y la discriminación para prevenir conflictos en la comunidad. Programa de urbanismo táctico liderado por jóvenes. Estrategias para el diálogo entre comunidades (migrantes, refugiadas y receptores) con las autoridades y otros aliados.

Fortalecimiento de las autoridades locales, la sociedad civil y los sectores privados con apoyo técnico especializado para atender las ventajas y desafíos de la migración y de la integración de los migrantes y refugiados con las comunidades de acogida, entre las principales acciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *