Municipio promueve alianzas inclusivas entre productores de la parroquia Atahualpa y la empresa privada

  • Productores y agricultores de Atahualpa inician alianza estratégica con ICO Green, empresa proveedora de productos agroindustriales
  • La alianza incluye provisión directa de productos, capacitación y asistencia técnica
  • Mora de Castilla, limón Meyer, cebolla larga, pimiento de cuatro puntas, nabo chino y naranjilla, son los primeros productos para comercializar de manera directa

Los impactos de la pandemia del covid-19 movieron las oportunidades inicialmente previstas alrededor de las HORECAS (hoteles, restaurantes y cafeterías) hacia empresas cuyo giro de negocio es la provisión de alimentos para agroindustrias, supermercados y consumidores finales quienes, dado el nuevo escenario, han mostrado apertura e interés para consolidar alianzas con pequeños productores en territorios de cercanía a la ciudad de Quito.

En este contexto, y a través del convenio establecido en noviembre de 2019 entre la Secretaría de Desarrollo Productivo y Competitividad del Municipio de Quito y el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural RIMISP Ecuador se aplica la metodología que facilita el establecimiento de alianzas sostenibles e inclusivas de comercialización directa o con mínima intermediación, así como su implementación práctica bajo criterios de sostenibilidad ambiental en las parroquias rurales del Distrito.

El plan piloto para afinar esta metodología se está aplicando en Puéllaro y Atahualpa, siendo esta última en la que se ha logrado un acercamiento con ICO Green, empresa proveedora de productos a la agroindustria, incluyendo talleres de capacitación con los productores para ir eliminando las brechas, de calidad, logística y gestión del cultivo, entre otros. Para este proyecto se han logrado alianzas con del GAD Parroquial para la asistencia técnica permanente en campo.

La técnica metodológica parte del análisis y caracterización de la demanda en las empresas del sector de alimentos de la ciudad para contrastarla con la oferta productiva, en este caso parroquias rurales del norcentrales e identificar oportunidades de negocios ganar-ganar que sean viables.

Este trabajo incluye procesos de capacitación, tanto de manera virtual como presencial, guardando las medidas de bioseguridad correspondientes. Los talleres iniciales, que sustentaron la explicación del concepto de cadenas cortas, construcción de confianza entre actores, planificación de cultivo, costos de producción, han servido de preparación para los agricultores y su diálogo con la empresa, donde se confirmaron y ajustaron las oportunidades concretas de negocios al corto plazo, en 5 productos inicialmente, mora de Castilla, el limón Mayer, cebolla larga, pimiento de cuatro puntas, nabo chino y naranjilla para jugo.

Este proyecto permite fortalecer las capacidades de los productores de las zonas rurales de Quito, brindando nuevas oportunidades de comercialización, pero al mismo tiempo promoviendo una visión más empresarial de sus cultivos, cuidando siempre que sean negocios inclusivos y sostenibles, robusteciendo los vínculos urbano-rurales en el sistema alimentario de la ciudad de Quito.

Es importante indicar que la Secretaría de Desarrollo Productivo del Municipio de Quito y el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural – RIMISP mantienen un convenio para desarrollar una metodología que permita analizar y caracterizar de manera simple la demanda en las empresas del sector de alimentos frescos en la ciudad y contrastarla con la oferta productiva, para identificar las oportunidades de mejora y negocios de circuitos cortos (con reducida intermediación).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.