Culminó taller virtual de canto para jóvenes

  • 18 Niños, niñas y adolescentes amantes de la música fueron parte del taller virtual de canto
  • En el evento de clausura se presentó la canción ‘no o vis pachem’

Con sentimientos encontrados culminó el taller virtual de canto, organizado por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, a través de la Unidad de Cultura de la Administración Zona Centro Manuela Sáenz, AZMS, y la Casa de las Bandas, en el marco de las actividades desarrolladas por Agosto Mes de las Artes.

18 Niños, niñas y adolescentes amantes de la música, que fueron parte del taller virtual de canto, durante un mes, del 27 de julio al 27 de agosto, estuvieron presentes en el evento de clausura que Karina Casanova, responsable de la Unidad de Cultura de la Zona Centro, cerró, resaltando la importancia de fomentar en las nuevas generaciones el amor a la cultura.

“Durante este mes, con el taller, se dio un acercamiento al tema del canto, que hay que desarrollar permanentemente, para que los niños y jóvenes participantes continúen, se dediquen, investiguen, se preparen y utilicen su tiempo libre con temas culturales, hay que impulsar en ellos el amor a la música”, expresó la funcionaria municipal.

En el evento de clausura se presentó la canción ‘no o vis pachem’, es la sincronización de las voces que se las puede repetir un sin número de veces, por lo general estas melodías se cantaban en la iglesia.

Un aspecto interesante es que, a este espacio, asistieron representantes de varias ciudades como: Loja, Pedernales, Guayaquil, Tena, Santo Domingo de los Tsáchilas, Quito e incluso se contó con un participante de México, es la magia de la tecnología, la que permite atravesar fronteras, compartir y aprender nuevas habilidades artísticas a pesar de la distancia.

Según los expertos, para cantar es necesario desarrollar muchas habilidades como la atención, retención, vocalización, sincronización con el otro, pero sobre todo para cantar es importante el ritmo, eso se pudo apreciar con la canción Waka Waka de Shaquira, una melodía que permite trabajar de forma integral. cuerpo mente y vocalización.

El taller, estuvo a cargo de Miguel Encalada y Marcelo Paucar, profesionales de importantes agrupaciones corales y profesores de la Casa de las Bandas, que desde el año 2011, está ubicada en las calles Valparaíso y Don Bosco del barrio La Tola. Es una dependencia de la Secretaría de Cultura del Municipio de Quito y constituye un espacio de desarrollo y difusión de la música popular ecuatoriana, principalmente orientada a la música de bandas de pueblo.

En este espacio cultural también se trabaja en la música latinoamericana y universal, como parte de la formación musical; brinda capacitación e investigación de la producción musical, existen archivos sonoros, un museo y espacios para ensayos.

#NoTeRelajes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *