En las terminales de Quito se promoverá y controlará las medidas de bioseguridad

  • El uso de la mascarilla es obligatorio desde el ingreso a las terminales y durante todo el viaje
  • Se deben respetar los protocolos emitidos por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT)
  • La desinfección de las unidades será permanente

Ante la próxima reapertura de las terminales terrestres de Quito, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) promoverá y controlará que los usuarios, pasajeros, prestadores de servicio, personal de transporte y ciudadanía en general, que se desplace desde y hacia las estaciones interprovinciales de Quitumbe y Carcelén, cumplan todas las medidas de bioseguridad.

En el Distrito Metropolitano las medidas de cumplimiento obligatorio para evitar el contagio del covid-19 son:

  • Uso obligatorio de la mascarilla para todos los usuarios, transportistas y viajeros que salgan o lleguen a la ciudad.
  • Distanciamiento social de 2 metros.

Además, en ambas terminales se instalaron cámaras térmicas para medir la temperatura de los usuarios, existen dispensadores con gel alcohol y señales informativas. En caso de detectarse alguna novedad se activa un protocolo de aislamiento.

A esta medida se suman pruebas aleatorias del covid-19 que realizará la Secretaría de Salud del Municipio de Quito a los pasajeros, conductores y personal que se moviliza en el transporte interprovincial.

Protocolo a cumplir

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) emitieron el “Protocolo de Reactivación y Operación del Servicio del Transporte Público Interprovincial e Intraprovincial durante la Semaforización” que establece los lineamientos que se deben seguir en las terminales terrestres y estaciones de transferencia, y rigen para los usuarios, pasajeros, transportistas, operadores. Entre las más importantes y que se controlarán en Quito están:

  • Mantener manualmente ventiladas las unidades (ventanas abiertas o semi abiertas)
  • Limpieza y desinfección de las unidades cada tres horas
  • Que los pasajeros no consuman alimentos mientras viajan y lleven colocadas sus mascarillas de manera obligatoria y se la retiren solo para la hidratación
  • No permitir el ingreso de vendedores ambulantes

La visión de la actual administración municipal también protege el trato ético a los animales, que se encuentra amparado en el Código Municipal, en las leyes ecuatorianas (Código Orgánico del Ambiente, Código Orgánico Integral Penal, Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial   de Transporte Terrestre), y en la Constitución de la República.

En este sentido, si un ciudadano viaja desde Quito con su mascota, se revisará que viajen en canastas especiales (kennel) junto a sus dueños, para dar cumplimiento a la Ley.

La Epmmop recuerda a las operadoras que cubren sus rutas hacia Quito deben cumplir con los protocolos sanitarios dispuestos por los órganos competentes de tránsito, para evitar la propagación del covid-19.

Antes de la emergencia sanitaria, la terminal terrestre de Quitumbe recibía diariamente de 15 mil a 18 mil usuarios, mientras que Carcelén de 8 mil a 9 mil pasajeros.

Con el reinicio de operaciones, las operadoras trabajarán al 40 % de sus rutas y frecuencias y con el 75 % de su aforo. Se calcula que, a partir del 2 de septiembre, Quitumbe recibirá de 7 mil a 8 mil personas diarias, y Carcelén a cerca de 4 500 usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *