Expertos en Rondallas, Tunas y Estudiantinas participaron en un Encuentro Virtual

  • Expertos en Rondallas como: Fabián Maldonado, Mauricio Viteri, Juan Mullo, Jonathan Andrade y Willian Guncay y estuvo moderado por el Concejal Juan Manuel Carrión

La presentación del Encuentro e Interpretación de Rondallas, Tunas y Estudiantinas en Quito, efectuado el 28 de agosto, vía facebook live, fue el evento hito, organizado por la Administración de la Zona Centro Manuela Sáenz, AZMS, en el marco de Agosto Mes de las Artes, para recuperar la utilización de instrumentaos musicales que se están perdiendo en nuestro país.

Previo a iniciar las exposiciones de los expertos, Sandy Campaña, Administradora de la Zona Centro, dio la bienvenida a los asistentes y panelistas, y aseveró que el Encuentro de Rondallas, fue el “Broche de oro”, con el que se cerraron las actividades de Agosto Mes de las Artes que realizó la Zona Centro a lo largo del mes.

El Encuentro e interpretación de estos instrumentos musicales se desarrolló con la participación de expertos en Rondallas, Tunas y Estudiantinas de Quito, como: Fabián Maldonado, Mauricio Viteri, Willian Guncay, Juan Mullo y Jonathan Andrade, y el Concejal de Quito, Juan Manuel Carrión, participó como moderador del encuentro.

Juan Mullo evocó en la memoria algunos conjuntos de estudiantinas, como: La del Centenario, Santa Cecilia, Estudiantina Ecuador, Atenas, La Estudiantina Quito, Estudiantina 24 de Mayo, el Quito Obrero, que con el paso del tiempo se fueron apagando, pese a que tuvieron una vivencia de cultura barrial, con raigambre indígena, habló de los Canterones de las canteras quiteñas, de los años 60, entre otras cosas.

A Mauricio Viteri, le correspondió destacar la diferenciaba de la estudiantina que estaba conformada por estudiantes, y la tuna, que era de grupos de amigos, u otros no necesariamente de la academia. Mencionó que existieron algunas tunas de las Universidades Central, de las Américas (Udla), de la Católica (Puce), de Profesionales del Ecuador. Invitó a los nuevos públicos a que valoren la buena música. “Tenemos un tesoro cultural, es la cultura viva, algo vital para nutrir el alma”, acotó.

Jonathan Andrade, fortaleció la idea de la Estudiantina en la academia, informó que actualmente es considerada como parte integral del pensum académico, un espacio de cuerdas y guitarras. Recordó la misquilla, como un elemento intangible especial por la tradición y bagaje de conocimientos culturales.

Fabián Maldonado, mentalizador del evento, recordó que la Rondalla, tiene su origen en España, que es también la madre de lo que son las estudiantinas. En Quito iniciaron en San Francisco y estuvieron formadas generalmente por varones, no es un coro mixto, cuenta con instrumentos como: guitarras, bandolines, laudes y sus integrantes cantaban en ronda en pueblos y calles, además vestían con trajes formales.

William Guncay, se enfocó en las estudiantinas e hizo una diferencia entre Quito y Guayaquil, trató sobre el bandolín ecuatoriano, la bandurria como instrumento madre de los instrumentos de precores, informó que es el más agudo dentro del formato de estudiantinas. “Fue un Encuentro interesante, entretenido y diferente: Aprendí muchas cosas que desconocía por completo, investigué y las melodías me encantaron”, aseguró Wilma Ojeda, una de las asistentes.

#NoTeRelajes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.