Eulalia, Beatriz, Aylline y Mikaela resaltaron su trayectoria deportiva

La historia del deporte barrial cuenta con ilustres representantes y lideresas femeninas que han sido el eje de la construcción, de un camino de grandes glorias para el deporte ecuatoriano.

Juan Carlos Boada, Secretario de Educación, Recreación y Deporte dio la bienvenida a este evento cuyo fin es el de destacar la labor de la mujer, en el desarrollo del deporte en las ligas barriales de Quito y cómo su influencia ha sido referente en todos los tiempos de progreso e innovación.

Jorge Cartagena, Director Metropolitano de Deporte y Recreación, destacó la importancia y significado de las canchas deportivas. Señaló que donde nace un barrio, hay una cancha, y eso es lo que se quiere fortalecer, estos espacios de cultura, paz y que todos sean parte del proceso de transformación, donde se elimine de las ligas barriales, el estigma de que son escenarios de disturbios. Hoy el deportista y el dirigente tiene otra mentalidad, ya existe una visión de barrio, de cuidad, de país y ello apunta al desarrollo de una nueva ciudad.

“En el marco de nuestra comunidad se debe fomentar a mantener un deporte sin violencia y en ello la participación femenina es un eje importante que impulsa y fomenta el cumplimiento de orden, carisma y equipo”, indicó.

Jacinto Arévalo, Presidente de la Federación de Ligas Deportivas Barriales y Parroquiales del Cantón Quito, FLQ, resaltó el protagonismo de la mujer en los grandes cambios sociales, que, pese a los estigmas machistas de otras épocas, ha sabido posicionar su trabajo, fortaleza, liderazgo y capacidad en el deporte. Es relevante la participación de la mujer y quienes impulsan el deporte desde diferentes ejes deben valorar y aprender de la fortaleza, baluarte y ejemplo.

Eulalia Ipiales, líder del deporte barrial, inició su práctica deportiva desde niña, ella comenta que, con sus maestros y amigos jugaba fútbol, en el barrio La Ecuatoriana, donde inició su pasión futbolera, en el Club Chimborazo, a sus 12 años. Mercedes cometa que en esa época el futbol era visto solo para hombres y entre risas relata que su hermano, a escondidas, le llevaba los zapatos para que sus padres no se enteren y así luchó para hacer lo que le gustaba.

Mercedes representó a la provincia y al país en diversos eventos, los cuales con orgullo destaca el coraje que le caracteriza, el cual le ha merecido el reconocimiento como ejemplo de la mujer en el deporte.

Beatriz Juárez, dirigente barrial, señala que este encuentro virtual es importante porque es una oportunidad de demostrar que la mujer esta ocupando espacios que antes no eran permitidos. Ser parte de las ligas barriales es una gran oportunidad para cambiar los estigmas y romper esquemas de antaño, en el cual las ligas eran espacios contrarios al deporte por la presencia de riñas y alcohol es, lo que ahora estamos cambiando con un trabajo que llama al cambio y al empoderamiento de la ciudadanía por velar por el buen desempeño, uso de las Ligas y sobre todo de que la mujer ejerza un rol protagónico entre las lideresas deportivas, manifestó.

Por su parte Aylline Vargas, Reina de Reinas de la Federación, comentó sobre su proyecto “Hogar Dulce Hogar”, el cual pretende que el deporte sea el aporte de un ambiente de armonía, paz y apoyo, con el cual están trabajando con la Federación para eliminar la violencia intrafamiliar y apoyar a quienes son víctimas de ello, con guías, asesoramiento, apoyo psicológico y apoyo en temas de emprendimiento para poder salir adelante y renovar así su vida.

El marco artístico estuvo a cargo de Mikaela, artista quiteña que inició su carrera desde los siete años y ahora representa al país en diversos eventos internacionales y es parte también del Coro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.