Héroes desde la virtualidad

La presencia del COVID-19, que ha cambiado e impactado a la humanidad en varios aspectos como la salud, la educación, la economía, lo social, laboral, emocional y otros más, ha fortalecido también a quienes le ponen frente y desde cada uno de sus roles, actúan con la convicción de salir adelante enfrentando un sinnúmero de percances.

María Cadena Espinel, docente de la Unidad Educativa Municipal Antonio José de Sucre, indicó que, en el caso de la educación, los docentes se convierten en héroes porque dan todo su contingente, el tiempo y dedicación para transformar el aprendizaje presencial en uno en línea, tarea exhaustiva, pero al mismo tiempo significativa para la comunidad educativa.

“Esta nueva modalidad de educación rompió esquemas de trabajo, nos preparamos para afrontar una educación desde la virtualidad, lo que significó investigación y preparación en el manejo de herramientas digitales, recursos didácticos desde la web, manejo de plataformas y evaluación en línea, acciones que desarrollaron nuestras competencias digitales con el fin de llegar a nuestros estudiantes cautivando su interés y logrando un aprendizaje relevante en sus vidas”, señaló Cadena.

Ante este desafío es muy importante el apoyo institucional, con la planificación organizada y secuencial de acciones que guíen al docente en el desempeño de sus funciones, con capacitaciones internas para optimizar el uso de la plataforma. De la misma manera un gran apoyo fue las capaciones brindadas por la Unión de Educadores Municipales, UNEM, que reforzó el dominio de la metodología sincrónica a través de Zoom y la metodología asincrónica con la utilización de las herramientas digitales en la plataforma CEVIM.

La brecha de desigualdad social y económica en la que viven muchos de los estudiantes que se evidenciaba en la falta de computadora, de conectividad que no les permitía tener la misma oportunidad de aprendizaje que sus compañeros. Se hizo un esfuerzo para gestionar la continuidad de los estudios de los chicos para ubicarlos y tratar de llegar a ellos y no permitir que abandonen las clases.

Un docente es un héroe porque en estos momentos de crisis a nivel mundial, decidió embarcarse en la aventura de la educación, a través de la virtualidad dando todo el tiempo posible, su responsabilidad, creatividad y todo aquello que va más allá de los límites de su imaginación.

Una experiencia gratificante fue incentivar a los padres que, si tenían internet para que ayuden a subir las tareas de aquellos que no tenían conectividad, fomentando en ellos el sentido de solidaridad y preocupación por los demás.

“El desarrollo de las tareas nos permitió ver en nuestros estudiantes que son nativos digitales, demuestran creatividad, autonomía y que son personas valientes ante esta cuarentena “, indicó el docente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.