Emaseo EP ha recolectado 600 mil toneladas de residuos sólidos en 300 días

El trabajo de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo no se ha detenido durante el 2020. Aproximadamente, 1 300 ‘Soldados Azules’ laboran permanentemente para garantizar los servicios de limpieza y recolección de residuos sólidos.

El Distrito Metropolitano de Quito está dividido en alrededor de 234 rutas, cuya extensión promedio es de 17 kilómetros. En cada jornada, los vehículos recolectores de carga lateral recogen alrededor de 52 toneladas de residuos y los de carga posterior 24 toneladas. En lo que va del presente año, Emaseo EP ha recolectado más de 600 mil toneladas de desechos, evitando que se formen focos de infección o insalubridad por la acumulación de basura.

Con la finalidad de precautelar la salud de todo el personal y la operatividad de la empresa, tras la aparición del COVID-19, Emaseo EP implementó diversos protocolos sanitarios, además entregó mascarillas y trajes de bioseguridad a los ‘Soldados Azules’.

En la ciudad existen 316 puntos húmedos (lugares donde malos ciudadanos realizan sus necesidades biológicas), que son atendidos constantemente en horarios matutinos y nocturnos con el servicio de hidrolavado. Asimismo, los 245 puntos críticos -considerados así por la mala disposición de los residuos sólidos por parte de los ciudadanos- son visitados por personal operativo, quienes con maquinaria realizan el levantamiento de desechos.

Alrededor de 460 trabajadores de la institución municipal (en dos turnos) realizan el servicio de barrido manual en plazas, parques, calles y avenidas. Diariamente, ellos recorren entre 4 y 5 kilómetros, recolectando entre 100 a 125 kilogramos de residuos.

Para la recepción de residuos voluminosos o también denominados tereques, Emaseo EP habilitó contenedores en los Centros de Operaciones La Forestal y La Occidental, para que durante los fines de semana de 07:30 a 15:30 los quiteños puedan desechar muebles viejos, electrodomésticos, llantas usadas, residuos de construcción o poda (hasta 5 quintales). Adicional, para los desechos domiciliarios especiales y peligrosos se han ubicado 18 puntos de acopio, donde los ciudadanos tienen la posibilidad de arrojar: pilas, baterías, lacas, pinturas, focos ahorradores y fluorescentes, medicinas caducadas, pequeños electrodomésticos y electrónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.