La casa de SIPAQ: un espacio que acoge y acompaña

En el corazón de La Ronda se ubica la casa del Sistema Integral para la Prevención de Adicciones –SIPAQ- un lugar que brinda alivio a quienes tienen problemas de consumo de alcohol y otras drogas, depresión y ansiedad. Un equipo de profesionales atiende a las personas que solicitan ayuda.

La antigua casona, ubicada en la calle Guayaquil No. 300, entre Morales y Loja, alberga al Sipaq. Esta instancia municipal brinda: formación integral de preventores, jornadas integrales de prevención, atención sicológica mediante un centro ambulatorio de prevención de adicciones, acompañamiento, asistencia técnica y programas de prevención en ámbitos específicos.

Paola Santana ocupa los servicios que brinda el SIPAQ. Durante la cuarentena por la pandemia, su familia se contagió de COVID-19. Esto le provocó ansiedad “después que nos dieron los resultados positivos, me llamó un doctor y me preguntó si quería recibir ayuda psicológica, yo dije que sí. Pasar encerrados tanto tiempo fue un poco difícil”. Su vida cambió, es estudiante universitaria, “sintió que su vida se pausó”.

“El tiempo empezó a alargarse y empecé a extrañar a mi familia. Yo salía a visitar a mi abuelita, se me hacía feo el encierro en sí. Mi mamá salía a trabajar con miedo de contagiarse y luego de enfermarnos, yo con el miedo de qué a ella le pasé algo”.

Indica que la cita médica telefónica fue muy buena “te dan confianza, para recibir esta ayuda necesitamos confiar para abrirnos”. Ahora la ayuda es presencial “me parece súper bueno es fundamental la salud mental. Está pandemia nos ha enseñado la importancia de la promoción de la salud tanto física como mental, agradezco por este proyecto” finalizó.

El SIPAQ busca reducir el uso y consumo de sustancias psicoactivas y otras conductas adictivas en el Distrito con énfasis prioritario en niños, niñas y adolescentes. La comunidad está consciente de la labor que desempeña la institución municipal, y ven con buenos ojos la promoción del no consumo de drogas y alcohol.

Ramiro Torres, presidente de emprendedores turísticos de La Ronda, señaló que la comunidad está contenta “pues facilita la integralidad y el trabajo mancomunado entre la comunidad y el SIPAQ. Estamos trabajando de forma articulada para fomentar proyectos indispensables, y que a corto, mediano y largo plazo nos van a dar resultados positivos”.

Entre las labores que desarrolla este centro, se destacan la prevención del consumo de drogas y alcohol “para que la comunidad y la gente de alrededor se concientice. La Ronda es un barrio icono de Quito, recibimos visitas de varias generaciones, las que disfrutan de la oferta tanto matutina como nocturna. Este proyecto va a estimular para que las familias tomen conciencia y se proyecten para tener una estabilidad”, dijo el presidente de los emprendedores del sector.

Para Rodrigo Álvarez, presidente del barrio La Ronda, es grato conocer que una institución que trabaja en el rescate de la niñez y la juventud sea parte del barrio; además resaltó que la comunidad está lista para ser parte de este proyecto. “Nosotros queremos impulsar planes de índole cultural, de unión familiar, de incentivar la unión”.

El equipo técnico del SIPAQ ha atendido más de 7 000 llamadas, brindando apoyo psicológico. Las atenciones más frecuentes giran en torno a cuadros de ansiedad y estrés provocados por el contexto de la pandemia, cuadros depresivos ante la pérdida de familiares o la ruptura del hogar y el aumento de consumo de drogas, principalmente el alcohol y fármacos sin prescripción médica.

Miguel Mafla, coordinador del comité de vecinos, dijo que esta propuesta es una buena iniciativa “aquí los necesitábamos para atender a niños, jóvenes y a adultos mayores, estaremos en conjunto los vecinos trabajando con el equipo de SIPAQ. El barrio es turístico y emblemático, a raíz de la restauración se han abierto muchos locales, y vienen personas a beber”, a la vez que indicó que es necesario tomar conciencia y evitar el abuso del consumo de alcohol y drogas.

Maribel Romero, coordinadora general del SIPAQ, señaló que este proyecto surge del “plan integral de prevención de adicciones; es el primer centro de prevención de todos los municipios del país. Este es un espacio comunitario, para la gente del Distrito. Queremos que la ciudadanía se apropie de este proyecto”.

Los servicios están enfocados a la comunidad, en el ámbito educativo y laboral. Para tratar adicciones, se busca desarrollar habilidades para la vida y fortaleciendo la toma de decisiones, su enfoque es el de derechos, “entendiendo que hay personas que deciden, en los adolescentes buscamos proteger y brindar atención temprana”, señaló la funcionaria, también hizo hincapié en el reconoce papel fundamental que cumple la familia en esta labor.

El SIPAQ ofrece jornadas de prevención de consumo de drogas para ámbitos laborales, y tiene como objetivo sensibilizar a los trabajadores sobre el fenómeno socioeconómico de las drogas y, así, brindar estrategias de prevención de adicciones antes, durante y después de la emergencia sanitaria a causa del COVID-19.

En el contexto actual, una de las principales temáticas solicitadas es sobre la ‘Motivación Laboral’. Su abordaje, permite entregar herramientas a los trabajadores para mejorar su calidad de vida y prevenir así el consumo de drogas en espacios laborales de los quiteños.

Son varias las acciones que realiza el Sistema Integral para la Prevención de Adicciones –SIPAQ- las mismas que promueven una vida libre de adicciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *