Quito será la primera ciudad del país en asumir la competencia del transporte público

Tras la aprobación de la ´Ordenanza Metropolitana Reformatoria del Código Municipal para el Distrito Metropolitano de Quito´ que establece un nuevo modelo de gestión para la movilidad de la ciudad; el alcalde Dr. Jorge Yunda Machado manifestó que esta normativa permitirá estructurar un servicio de transporte de calidad y sobre todo se retomará el control de rutas y frecuencias para garantizar la cobertura en el 95% del territorio.

El burgomaestre explicó que “tanto los transportistas, ciudadanos y el Municipio nos dimos cuenta que el sistema de transporte no daba más, el modelo de gestión era arcaico, caduco, inseguro, contaminante, incómodo y no existe cobertura de transporte público a diferentes barrios, porque no es negocio”; por lo que insistió en que uno de los grandes beneficios de esta ordenanza es la redistribución de rutas y llegar con este servicio a barrios que al momento no cuentan con el mismo.

Enfatizó, además, que el sistema ve “al pasajero como una moneda, si una persona adulta mayor o niño desea ir en esas unidades no los recogen porque paga la mitad del pasaje. A las puertas de la inauguración del Metro de Quito -una obra de 2 mil millones de dólares-, tenemos la alta responsabilidad de integrar y brindar un transporte cómodo, seguro, eficiente y para todos”, remarcó.

A criterio de Guillermo Abad, secretario de Movilidad, la ordenanza revoca las rutas y frecuencias para devolverlas al estado (en este caso a Quito). Señaló que para impulsarla tomaron como base “la Ley Orgánica De Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial vigente desde 2008; pero que ninguna autoridad de tránsito o transporte -durante todo este tiempo- se atrevió a hacer lo que la ley dispone: entregarlas a través de un concurso público tanto a operadoras nacionales como internacionales y quienes ganen deberán presentar la mayor cantidad de parámetros de calidad de servicio”.

“El modelo que está llevando Quito tiene innovaciones y esperamos que sea emulado no solo a nivel nacional si no en la región también”, dijo Abad, quien además señaló que se realizó una encuesta de aceptación y de disponibilidad de pago, lo que los usuarios quieren es mejorar los tiempos de desplazamientos y de servicio.

Con la redistribución de las rutas se tendrá una cobertura del 95% proyectada al 100%, una vez que se tenga la infraestructura vial. Se apunta además a una renovación del parque automotor a eléctrico, lo que beneficiará al ambiente y también mantendrá los costos en cuanto a uso de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.