Las charlas virtuales se tomaron el espacio de jóvenes y adultos

Alrededor de 75 participantes, entre ellos jóvenes del voluntariado Quito Acción, se dieron cita a este espacio, donde se abordaron varios temas familiares como el Sexting y Grooming, Derechos Humanos y Violencia de Género, en relación al confinamiento que se vive a nivel mundial, y la problemática actual. Se explicaron en diferentes dinámicas que la organización más importante es la sociedad, en la que se deben construir valores y lazos de fidelidad, confianza y solidaridad.

La Administración Zonal Eugenio Espejo a través de la Unidad de Inclusión y la Unidad de Participación Ciudadana impulsó una seria de charlas virtuales en el marco del mes de la No Violencia, como una herramienta necesaria que permite involucrar la importancia del respeto y la aplicación efectiva de todos los derechos humanos de las personas.

La facilitación estuvo a cargo de Marco Urbina del Centro de Equidad y Justicia, quien planteó varios enfoques respecto a la visión desde la academia sobre los Derechos Humanos en relación al imaginario juvenil. Explicó también las diversas temáticas que implican el ejercicio de los DDHH y las dificultades a las que se enfrentan los jóvenes para que sus derechos no sean vulnerados.

Por otro lado, se abordó a la violencia de género como una realidad constante a nivel mundial, y se enfatizó que en nuestro país los casos de femicidio se han incrementado. Para Urbina el visibilizar esta problemática es necesario, y de ser el caso trabajar en fortalecer el empoderamiento que deben tener las mujeres para que sus derechos sean respetados.

Otra temática abordada fue la violación de la privacidad de las personas a través de internet y el avance tecnológico, en esta charla se abordó los canales de comunicación entre padres e hijos para que sean el eje en casos de intimidación, acoso sexual y otros. El enfoque fue dar a conocer conceptos para que los adolescentes, jóvenes y padres de familia vean el peligro al que se enfrentan al exponer su vida íntima, sus relaciones o incluso la propia vida.

Ana Cristina Romero, administradora zonal, destaca la importancia de cada una de las charlas, y manifiesta que estos espacios se han propiciado para debatir y hacer un llamado a respetar y cuidarnos unos a otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *