Dile no a la pirotecnia: Quito cuida a los animales

La pirotecnia forma parte de varias actividades que se realizan en el Distrito Metropolitano sobre todo en las festividades de diciembre. A pesar de que llaman la atención por su colorido, no todos pueden disfrutar de ellas: los animales que conforman la fauna urbana como perros, gatos, aves entre otros, sufren con el uso de estos artefactos.

Por esta razón veterinarios del Proyecto Manejo de Fauna Urbana – Urbanimal del Municipio de Quito explican los efectos de la pirotecnia en la salud de los animales y comparten algunas indicaciones para protegerlos.

El alto grado de decibeles generado por el ruido de la pirotecnia repercute en el comportamiento temporal o permanente de los animales y puede generar consecuencias serias como la afectación parcial o total del sentido auditivo e incluso la muerte.

En los cachorros puede marcar su personalidad, mientras que en adultos el miedo y estrés les provoca ansiedad y agobio, como consecuencia tienden a esconderse o a escapar.

Algunas manifestaciones que podemos observar como consecuencia del miedo y estrés son: salivación excesiva, ansiedad, taquicardia, hiperventilación, vocalizaciones, micción (orinar) y defecación en lugares indebidos, trastornos gastrointestinales, entre otros.

¿Qué podemos hacer para cuidar a los animales?

Antes

• Rechazar la pirotecnia tradicional y apoyar la alternativa como es la pirotecnia fría.
• Mantener las medidas de seguridad necesarias para evitar que nuestros animales de compañía se escapen.
• Identificar correctamente a nuestros animales de compañía por si llegasen a escapar: collar con placa de identificación que tenga su nombre y los datos de contacto del tutor.
• Estar pendientes para identificar a tiempo las reacciones de nuestros animales de compañía (posturas, movimientos).

El día de los fuegos artificiales

• Ubicar a nuestros animales de compañía en habitaciones o espacios cerrados.
• Crear un ambiente de normalidad: invitarlos a jugar, prender la televisión.
• Poner música que los relaje
• No regañarlos y levánteles con precaución si tienen miedo.

Otras acciones que pueden ayudar es realizar previamente el Método Tellington (Método experimental) que consiste en envolver a nuestra mascota con una tela, simulando que está abrazado.

Cuidemos a los animales del DMQ, evitemos el uso de la pirotecnia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.