Celebremos el Fin de Año sin contaminar el ambiente de Quito

Se acerca fin de año, uno de los días con mayor contaminación ambiental registrada en el Distrito Metropolitano de Quito debido a la quema de monigotes y pirotecnia: contienen contaminantes tóxicos que afectan la calidad del aire de nuestro entorno perjudicando la salud de todos los ciudadanos.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito ratificó, el lunes 28 de diciembre, que la comercialización de pirotecnia y monigotes en los espacios públicos está prohibida, esto para evitar las aglomeraciones de personas y el incremento de contagios de COVID-19 en la capital.

La quema de monigotes y pirotecnia es una tradición popular arraigada en nuestras costumbres durante las festividades de fin de año, por lo que, con esta disposición no solo se está evitando la concentración masiva de personas, sino también, se cuida nuestro ambiente. La quema de monigotes desprende tolueno, plomo, mercurio, fósforo blanco, dióxido y monóxido de carbono que son sustancias que contribuyen al calentamiento global y elementos tóxicos que afectan a la calidad del aire del DMQ y a la salud de los quiteños.

De igual manera, los juegos artificiales generan daños a nuestra naturaleza. Estos liberan gases contaminantes que dañan la atmósfera, demoran entre 2 y 3 días en disiparse incrementando los niveles de polución en el ambiente.

Las partículas menores de 2.5 micrones – PM 2.5- que se producen en todo proceso de combustión son muy pequeñas, con un alto grado de contaminación, penetran por las vías respiratorias y afecta, también, al corazón y al cerebro.

Varios estudios científicos mencionan que el incremento de material particulado aumenta las posibilidades de contraer la COVID-19, por lo que es importante tomar conciencia y evitar la tradicional quema de años viejos y juegos artificiales, así podremos mejorar la calidad de vida de la ciudadanía con un ambiente no contaminado y, además, reducir el riesgo de contagios que pueden causar la muerte, debido a las aglomeraciones.

Según las estadísticas manejadas por la Secretaría de Ambiente, en años anteriores, el 31 de diciembre y el 1 de enero son los días de mayor concentración de contaminantes en el aire de Quito, superando, en varias ocasiones, las normas nacionales y las guías de la OMS.

Es por ello, que esta entidad municipal invita a la ciudadanía a tomar conciencia y comprometerse para que Quito cuente con un aire de calidad, no solo en estas fechas festivas sino durante los 365 días del año.

Existen más alternativas para despedir al año, 5 minutos pueden marcar la diferencia. Trabajemos juntos por un Quito Verde Otra Vez.

¡Dejemos nuestra huella verde en estas fiestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.