Grupo destacado y personal que se jubila del CACM fueron reconocidos

La mañana de este miércoles 30 de diciembre de 2020, el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito (CACM) reconoció la labor del grupo destacado durante el año y despidió en emotiva ceremonia a 12 uniformados que se acogieron a la jubilación tras una vida de servicio a la comunidad.

El director general subrogante del CACM, Wilmer Fuertes, destacó que las actividades desarrolladas por todas las unidades y grupos durante este año han contribuido a la preservación de la salud y la vida de los habitantes del DMQ.

Resaltó la labor del Grupo de Acción Táctica y Seguridad (GAT-S), designado como el más destacado por su desempeño profesional durante el 2020 y que demandó mucho más control por las nuevas medidas adoptadas en la emergencia sanitaria.

El secretario general de Seguridad y Gobernabilidad, César Díaz, colocó la condecoración en el banderín del GAT-S, agradeció por su trabajo y motivó al personal uniformado para que continúen brindando un servicio de calidad a la comunidad.

En la segunda parte del evento se evocó los inicios de esta centenaria institución que se remontan a 1526 donde la Santa Hermandad, institución creada por los reyes católicos de España, seleccionaba a los hombres más osados y valerosos para hacer cumplir las leyes; conocidos por la comunidad como “Los espaderos”.

Un espadero a caballo ingresó esta mañana al patio central y dio lectura al ´considerando’ que reconoce la trayectoria laboral de los 12 uniformados jubilados que culminan este 31 de diciembre de 2020 su vida laboral.

El personal que se acoge a la jubilación realizó la entrega de sus uniformes a las autoridades y recibió su diploma y la espada, insignia institucional que reciben solamente las personalidades importantes.

El subinspector Cristóbal Montero, representante del personal jubilado, recalcó la satisfacción que sienten al haber trabajado con honestidad y responsabilidad. “Ahora este glorioso grupo de servidores damos un paso al costado para continuar una nueva etapa en nuestras vidas”.

Reconoció la tristeza que sienten al entregar su uniforme, segunda piel que los cobijó por décadas y despedirse de la institución que les acogió y formó. Pidió a los compañeros que arrimen el hombro para que los proyectos institucionales se cumplan.

“La nostalgia y la alegría nos invaden este día cuando despedimos a 12 uniformados que entregaron sus mejores años a esta noble institución y salen por la puerta grande y acompañados de sus familias”, aseguró César Díaz.

En su intervención final felicitó al personal jubilado por haber brindado apoyo a la ciudadanía sin importar horarios ni fechas y agradeció a sus familias por la comprensión y la paciencia que brindaron a los uniformados para que trabajen con valentía y convicción.

De esta manera cierra el 2020 el CACMQ, institución que tiene 195 años de vida institucional y que desde el inicio de la emergencia sanitaria trabaja en primera línea para evitar que el COVID-19 siga propagándose en la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.