Alcalde entregó obras de vialidad y espacio público en Guayllabamba

Este miércoles 13 de enero, el Municipio de Quito entregó obras de vialidad y mantenimiento en el espacio público y áreas históricas en la parroquia de Guayllabamba.

El cabildo capitalino adoquinó la calle de acceso principal al barrio Villacís desde el Puente hacia la Panamericana Norte, en beneficio directo de 2 000 habitantes.

Además,  construyó un área social en el barrio San Ignacio y un muro de contención de la parte posterior en la casa comunal en Santa Mónica, por más de USD 253 900.

Raúl Gordón, presidente del GAD parroquial de Guayllabamba, manifestó que es un día muy emotivo porque estas obras son producto de los presupuestos participativos y mejoran la calidad de vida de sus habitantes.

“Cuenten con nosotros para seguir haciendo obras para esta parroquia tan turística, trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas que por muchos años han soportado lodazales o polvaredas”, manifestó el Alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado.

Resaltó que se trabaja tanto por las parroquias urbanas como por las rurales, por ejemplo, en infraestructura vial para invitar al turismo a visitar Guayllabamba que tiene mucho que ofrecer: paisajes, historia y gastronomía.

Obras en el espacio público

El Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), entregó las obras de mantenimiento preventivo y correctivo en los espacios públicos de las áreas históricas de esta parroquia.

Raúl Codena, director del IMP, destacó que se ha hecho una inversión de más de USD 150 mil para las 33 parroquias del DMQ. “En Guayllabamba se hizo el mantenimiento de la imagen urbana, pintura de la fachada de la iglesia principal, mantenimiento de la iluminación, postes, pileta, caminerías, accesos inclusivos, entre otros”.

Dio a conocer que a cada presidente de las 33 juntas parroquiales se les entregará una consultoría sobre el patrimonio inmaterial de cada parroquia para salvaguardar las tradiciones, costumbres, gastronomía y religiosidad, que se debe impulsar.

“Hacemos un llamado a la corresponsabilidad para que cuiden y mantengan en buen estado sus parroquias y que se sientan orgullosos de vivir en ellas”, enfatizó.

Moradores felices y agradecidos

Alisson Conlago y Efraín Peña, moradores del barrio Villacís, destacaron que el adoquinado de la calle era muy necesario porque facilita la movilidad de los ciudadanos; la vía antes era empedrada.

Don Efraín vive hace 60 años en este barrio y comentó que antes era muy difícil de movilizarse porque la calle estaba en mal estado y ahora se ve linda y funcional.

Edwin Sánchez, quien vive en Guayllabamba desde hace 28 años, destacó que las obras que se hicieron embellecen a la parroquia y la hacen más atractiva para los visitantes. “Felicito y agradezco al Municipio porque se notan los cambios”.

“Estamos muy agradecidos porque siempre se ha hecho parches sobre parche, pero ahora la obra es completa y eso nos permite evolucionar porque la vía es principal.”, manifestó Sergio Pule Andrade, morador del barrio Villacís.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.