Colegio La Providencia cumplió 150 años de labor y fue condecorado

El alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, impuso una medalla de honor institucional al Estandarte de la Unidad Educativa Particular La Providencia, en reconocimiento a su labor educativa, que coincide con el inicio de su año jubilar y al cumplir 150 años de trabajo.

La ceremonia tuvo lugar en las instalaciones de este centro educativo, ubicado en la calle Benalcázar, en el Centro Histórico. El Alcalde destacó que esta institución se ha ido adaptando a los preceptos pedagógicos modernos y se ha transformado de manera positiva.

“Creo que aquí tenemos todavía muestras de una espiritualidad viva, de una educación en valores, más allá de la excelencia académica -que también es importante-, pero nuestra ciudad hoy más que nunca requiere de esos valores, de la solidaridad, de aprender honestidad, respeto, puntualidad, que siempre ha inculcado esta unidad educativa», dijo.

Representantes de la Unidad Educativa recordaron la historia de la llegada de las hermanas de La Providencia al país, en 1868, luego del terremoto de Ibarra. El ex presidente de la República, Gabriel García Moreno, al ver un gran número de niñas huérfanas a causa de este evento catastrófico, gestionó la venida desde Bélgica, de las Hermanas de la Providencia y de la Inmaculada Concepción, para ayudar y dar educación a estas niñas víctimas de las circunstancias.

El hermano Cristian García Quiñónez, religioso de la Providencia y rector de la unidad educativa, manifestó que “es satisfactorio saber que esta unidad educativa brinda educación de calidad, calidez a todos los sectores que se acercan a nuestra filosofía educativa».

El colegio La Providencia se fundó en Quito, el 4 de enero de 1872, para su funcionamiento el Municipio capitalino, según consta en actas, entregó el predio del edificio ubicado en las calles Benalcázar y Espejo, en el que hasta la actualidad se brinda educación basada en valores a la niñez y juventud quiteña.

Clemencia de La Torre, religiosa de La Providencia, manifestó que «nada hay más importante que la educación de la niñez y la juventud porque de eso depende toda la vida. Nuestro colegio tiene esta tarea que la cumplimos con toda responsabilidad.”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.