Municipio mejora la conectividad y movilidad en Llano Chico

  • Las obras fueron esperadas por más de 10 años
  • Mejora la conectividad de parroquias del sector de Calderón

Este jueves 21 de enero, el alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado entregó a los vecinos de la comuna Gualo, de la parroquia Llano Chico, obras de bordillos y adoquinado en la calle García Moreno, desde la vía Paquisha hasta la calle Mariano Simbaña, que mejora la movilidad y conectividad de los moradores.

La obra, ejecutada por la Administración Zonal Calderón, fue priorizada mediante presupuestos participativos y tuvo una inversión de USD 397 404, en beneficio de más de 4500 moradores del lugar.

En la parroquia de Llano Chico se adoquinó un tramo de la calle Nogales, en el barrio San José de Cocotog, con una inversión de USD 220 291. En esta calzada se hicieron bordillos y adoquinado.

También se intervino en la calle Padre Carollo, desde la García Moreno hasta Los Guabos, en el barrio Jesús del Gran Poder, con un costo de USD 74 777 y un tramo de la calle Manuela Cañizares, barrio la Dolorosa, en la que se invirtió USD 23 025.

“No venimos a hacer campaña sino a trabajar por la gente, darles soluciones, mejorar su estilo de vida. Ahora entregamos 2 km de vías dignas, falta la calle 10 de Agosto, pero en los próximos meses se avanzará con la vialidad de la parroquia de Llano Chico. Los vecinos deben cuidar la vía, los arbolitos sembrados”, remarcó el Alcalde al entregar las obras.

En 2020, la Administración Zonal Calderón, a pesar de la pandemia, ejecutó 78 obras entre bordillos, adoquinados y asfaltados de accesos principales; así también la adecuación de parques, canchas y espacios verdes; construidos en los barrios de las parroquias Calderón y Llano Chico; con una inversión aproximada de USD 4’000 235.

Vecinos contentos con las obras

Los vecinos contentos por las obras de adoquinado mostraron su agradecimiento a las autoridades municipales. Erika Acero, moradora del barrio Santa Ana de Cocotog, manifestó que la calle era mala y aunque es el ingreso principal de la comuna tenía baches y no había veredas. “Ahora es un cambio total, una obra esperada por más de 10 años. Es un gran trabajo de los dirigentes y de la municipalidad, agradezco a las autoridades por esta magnífica obra en beneficio de todos”, añadió.

Juan Ramírez, del barrio San Miguel, indicó que “antes la calle no valía ni para transitar, hubo accidentes y se golpeaban los carros. Agradezco al Municipio, a la junta parroquial y a los dirigentes por el trabajo conjunto realizado en beneficio de los habitantes de la zona”.

Luis González, vecino de San José de Cocotog, relató que esa calle era empedrada y luego le pusieron asfalto al frío por eso se creaban baches, pero ahora con el adoquinado es diferente porque mejora el sistema movilización y transporte.

El alcalde Yunda reiteró el llamado a los vecinos del sector para que usen la mascarilla, eviten reuniones con familiares y amigos para que no se expanda el virus y no se supere la demanda de camas en cuidados intensivos. Añadió que la vacunación está cerca y que es muy necesaria para cuidar de la salud y economía de los quiteños. El Municipio está presto a colaborar con el Ministerio de Salud en este proceso, remarcó.

Mesa de trabajo

Antes de la entrega de las obras, el Alcalde de Quito mantuvo una Mesa de Trabajo sobre las posibles soluciones para lograr un acuerdo para el uso de un terreno, ubicado en el sector de La Pampa, que ha sido utilizado como espacio público, pero es un bien privado que pertenecen al Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional, Isspol.

“Es una propiedad privada pero dadas las circunstancias, el Municipio de Quito ha puesto todo su contingente para llegar a un acuerdo y buscar soluciones e inmediatamente intervenir y crear espacios verdes para la parroquia de Calderón”, señaló.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.