Nuevo censo de fauna urbana en barrios coloniales

El 29 y 30 de enero varias instancias municipales realizaron un nuevo censo interinstitucional de fauna urbana en los barrios del Centro Histórico: San Sebastián, La Ermita y San Roque, en el que se contabilizaron 220 animales en el espacio público.

Contar con datos aproximados de la población canina que convive en el espacio público; permitir evitar problemas de salud, garantizar el control de la natalidad de perros y gatos, y contribuir al bienestar general de los animales de compañía, son entre otros los objetivos planteados en el censo que se efectuó durante dos días en dos jornadas, en la mañana y tarde.

Previo al censo, en octubre 2020, se contactó con especialistas de las facultades de Medicina Veterinaria y Zootecnia de las universidades Central del Ecuador y De Las Américas, con quienes se definieron los barrios para aplicar el censo, debido a su densidad poblacional humana y de fauna urbana, la convocatoria con los moradores del sector, el tránsito de animales de compañía, la ausencia de ferias libres y las condiciones de vulnerabilidad y seguridad del sector.

En la actividad participaron alrededor de 22 funcionarios de la Administración Zona Centro, Manuela Sáenz, a través de su Unidad de Salud y sus Centros Somos Quito; Urbanimal, Agentes de Control, y también se contó con el apoyo de efectivos de la Policía Nacional para garantizar la seguridad de los funcionarios.

Todos los datos recopilados fueron ingresados mediante una aplicación llamada kobotollbox, la cual fue instalada en cada dispositivo móvil. En el formulario se recolectó variables como: tamaño (pequeño, mediano y grande), sexo (macho/hembra), condición, observaciones, fotografía y ubicación (coordenadas geográficas).

El sector censal fue determinado de manera conjunta entre la administración zonal Manuela Sáenz y el proyecto Urbanimal. En este se realizaron el delineamiento de transectos que son una dimensión de superficie destinada a ser muestreada, y que sirve para conocer el número de individuos que se encuentran en el área de estudio. Dentro de cada transecto se estableció un líder de brigada.

Se utilizó el método de captura para animales en condición de calle por medio de la aplicación kobotollbox, instalado en los dispositivos móviles. Para la tabulación de la información, se realizará un análisis descriptivo estratificando por variables como: sexo, transecto, barrio y condición del animal, explicó Freddy Narváez, responsable de la Unidad de Salud de la AZMS

El crecimiento de la población de perros deambulantes, constituye un problema de salud pública por la dificultad en el manejo sanitario y control reproductivo de estos; lo que produce grandes repercusiones socioeconómicas y medioambientales, debido a que se convierten en focos infecciosos de enfermedades zoonóticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *