Se aplicaron normas de bioseguridad a 10 500 personas afuera de los recintos electorales

  • Este 7 de febrero la AMC cubrió los 349 recintos
  • Se levantó 25 actos de procedimientos sancionatorios y se atendieron 14 aglomeraciones en la ciudad

 “Estamos a favor de la democracia y por eso hemos desplegado a nuestro personal para garantizar el bienestar de la ciudadanía en estas elecciones” afirmó Gabriela Obando, supervisora Metropolitana de Control.

Por ello desde el mes de enero, la AMC realiza una campaña de socialización y exhortos a la ciudadanía y a los comerciantes y propietarios de establecimientos aledaños a las instituciones donde se receptaron los votos, de los cuales el 80% de comercios fueron conminados al cumplimiento de la normativa metropolitana.

Este 7 de febrero, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) inició sus labores de control y sanción en el Distrito Metropolitano desde las 04:00 de la mañana en los 349 recintos electorales de la ciudad. Hasta el cierre de la jornada electoral, desde el Puesto de Mando Unificado ubicado en las instalaciones del ECU-911, se constató el levantamiento de 25 actos de inicio de procedimiento administrativo sancionador y se atendieron aglomeraciones en 14 puntos de la ciudad.

La AMC exhortó al cumplimiento de la normativa metropolitana a un total de 10 500 personas, quienes fueron disuadidas de los exteriores de los recintos electorales para lograr el distanciamiento social dispuesto normativamente.

Bajo este contexto, la AMC desplegó a 182 funcionarios en toda la ciudad para garantizar el correcto uso de los espacios públicos y evitar que se generen focos de contagio de COVID-19. Los 33 recintos electorales que contenían mayor cantidad de votantes tuvieron la presencia permanente de personal de la AMC; además, las 9 administraciones zonales contaron con una patrulla móvil de reacción con funcionarios de control que atendieron emergencias e imprevistos.

Junto a otras instituciones de orden y seguridad se realizó un sobrevuelo por la ciudad, gracias al cual se pudo tener una mejor capacidad de respuesta ante las eventualidades presentadas, principalmente, en materia de aglomeraciones. Así también, se monitoreó permanente a la ciudad, gracias al sistema integrado de video vigilancia del Municipio de Quito y del ECU-911.

La AMC reitera su compromiso con los quiteños y quiteñas, por lo que las acciones implementadas en estas jornadas electorales tuvieron como único fin que esta fiesta democrática se desarrolle con orden y seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.