Centro de Atención Temporal tiene un 61% de ocupación

Al momento, en el Centro de Atención Temporal ‘Quito Solidario’, existen 100 camas habilitadas y hasta el viernes 5 de febrero había un 61% de ocupación promedio semanal en el centro.

Desde que comenzó la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Municipio de Quito gestionó la atención de pacientes con enfermedades respiratorias por coronavirus y construyó el CAT en el Bicentenario, con el objetivo principal de colaborar con la red de atención y evitar una sobrecarga en el sistema de salud de la ciudad.

Desde su apertura, en mayo del año anterior y hasta las 18:00 del domingo 7 febrero, el CAT tuvo 1353 ingresos de pacientes y 1299 egresos. Este centro está equipado con medicamentos, equipos e instrumental médico para su funcionamiento. Brinda atención a todos los pacientes leves y moderados que ingresan al CAT.

Actualmente, se atiende en promedio en emergencia a 60 pacientes diarios, lo que deja ver el intenso trabajo que realiza durante la pandemia.

En la quinta semana epidemiológica del 1 al 7 de febrero, el CAT tuvo un 55% en promedio de ocupación. Un leve descenso, en relación a la cuarta semana donde se reportó un 67% en promedio de ocupación. Además, en la quinta semana se realizó 110 atenciones de triaje sanitario.

En el cierre del último informe se reportó 40 pacientes en hospitalización general (sistemas de baja oxigenación); 9 pacientes moderados (Sistema de media oxigenación); 6 pacientes con soporte ventilatorio (Cuidados intermedio e intensivos).

La función del área de cuidados intermedios es la de estabilizar a los pacientes graves hasta su traslado a la UCI de la Red Pública Integral de Salud; son monitoreados permanentemente, se suministran fármacos, oxígeno es decir existe un mayor control y si se logra su mejoría son trasladados a otra área de recuperación, en donde estarán estables y tranquilos.

Los pacientes que ingresan al Centro Quito Solidario son atendidos mediante referencia y contrarreferencia del Ministerio de Salud Pública, además, siguen estrictos protocolos de bioseguridad, reciben apoyo psicológico, terapia física, respiratoria y mantienen comunicación con sus familiares a través de video llamadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.