Inmuebles inventariados entre 1984 y 2016 se reconocen como patrimonio cultural nacional

• 7 000 bienes inmuebles que fueron inventariados por el Municipio son reconocidos como patrimonio cultural nacional

En la sesión ordinaria de este martes 9 de febrero, el Concejo Metropolitano de Quito conoció la Resolución Nro. 114-DE-INPC-2020 que reconoce como inventario preexistente del Patrimonio Cultural Nacional a todos los inmuebles inventariados entre 1984 y 2016, en virtud de la Declaratoria de Quito suscrita por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el 6 de diciembre de 1984.

La propuesta fue presentada por la concejala Luz Elena Coloma, presidenta de la Comisión de Áreas Históricas. Son 7 000 bienes inmuebles que fueron inventariados por el Municipio y estos predios fueron declarados Patrimonio Nacional.

Más de 5 000 están en el Centro Histórico, sin embargo, también hay edificaciones como la iglesia de Amaguaña, la Circasiana, el edificio Artigas, los edificios de categoría patrimonial de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) entre otros, que se ubican en otros sectores del Distrito.

Es importante indicar que este es el primer paso pues se van a realizar actualizaciones y desvinculaciones de predios que hayan perdido su valor patrimonial, o estén derrocados, además, se van a hacer actualizaciones de catastro y otras acciones administrativas relacionadas a fichas de inventario.

Esta acción aprueba el “informe de validación sobre documentación de inventarios pre existentes del Distrito Metropolitano de Quito para su ratificación como bienes del patrimonio cultural nacional” y ratifica a los bienes expuestos en el informe, como parte del Patrimonio Cultural.

La resolución encarga a la Dirección de Control Técnico, Conservación y Salvaguardia del Patrimonio Cultural del INPC, la supervisión y seguimiento de la notificación señalada en el artículo 3 de esta resolución, la notificación estará a cargo del Gobierno Autónomo Descentralizado del Distrito Metropolitano de Quito.

La ejecución y seguimiento se encarga a la Dirección de Control Técnico, Conservación y Salvaguardia del Patrimonio Cultural, a la Dirección de Asesoría Jurídica y a la Dirección Administrativa Financiera del INPC dentro del ámbito de sus competencias.

A través de esta acción, Quito sigue a la vanguardia del reconocimiento de sus bienes patrimoniales y continuará trabajando para actualizar el inventario patrimonial existente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.