AMC reconoce a establecimientos que cumplen con la normativa de bioseguridad

La Agencia Metropolitana de Control, (AMC), para fomentar la reactivación económica ordenada y segura, otorga un reconocimiento a los establecimientos de la capital que cumplan de manera efectiva con la normativa metropolitana y los protocolos de bioseguridad.

Esta acción se da en el ejercicio de las potestades de inspección, instrucción, resolución y ejecución en los procedimientos administrativos sancionadores.

Este jueves 4 de marzo la panadería “Baguette” fue el primer negocio en recibir esta distinción por implementar en sus locales comerciales las normativas y protocolos de bioseguridad.

El Dr. Roberto Cid, presidente ejecutivo del establecimiento señaló que, “las medidas de prevención y control deben ser una prioridad más que nunca para proteger al mundo laboral de este riesgo biológico y evitar nuevos contagios.”

Las actividades económicas deben estar reguladas y operar con el amparo de un permiso municipal; sin embargo, varios establecimientos a lo largo de la ciudad no cuentan con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE), tal como lo establece el Código Municipal.

El incumplimiento a esta normativa pone en riesgo la salud y seguridad de los quiteños, que no cuentan con las respectivas inspecciones y verificaciones de seguridad, salubridad y correcto funcionamiento.

El año pasado, 3048 locales comerciales fueron sancionados por no poseer o por irregularidades en su LUAE; así también, en lo que va de 2021, se han levantado 519 actos administrativos sancionadores en la misma materia.

“Estamos a favor del comercio y de que nuestra ciudad reactive su economía, pero sin poner en riesgo la salud de los ciudadanos. Proponemos esta iniciativa y seguiremos incentivando una ciudad ordenada” afirmó Gabriela Obando, supervisora metropolitana de Control.

La indisciplina en las actividades económicas genera gran preocupación, por ello la AMC reitera su compromiso con la capital y continuará trabajando en función de construir un Quito ordenado otra vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.