81 aspirantes se incorporan al Cuerpo de Bomberos del DMQ

Este 8 de marzo, en las instalaciones de la Academia de Formación de Bomberos Quito, con la presencia del alto mando institucional y de los jefes de bomberos de 7 cantones, se realizó la ceremonia para recibir a los 81 aspirantes de la XIV promoción de bomberos de línea, quienes prestarán sus servicios en la primera zona de bomberos.

Luego de un proceso estricto y minucioso en el que los nuevos aspirantes, que tienen entre 18 a 21 años, fueron elegidos de un total de 2331 solicitudes; este grupo de jóvenes inicia su formación y entrenamiento técnico y profesional.

En agosto 2020 inició el llamamiento público para luego cumplir con las pruebas médicas, físicas, psicológicas, de conocimientos y entrevistas personales, en las que finalmente, por sus calificaciones, salieron favorecidos 53 aspirantes del DMQ y 28 de provincias.

El proceso de selección tuvo que ser actualizado debido a las restricciones por la emergencia sanitaria, sin embargo, “el profesionalismo, iniciativa, creatividad, trabajo en equipo y sobre todo el compromiso institucional garantizó un proceso transparente y justo”, afirmó el Tnte. Diego Almeida, director (E) de Formación y Especialización Bomberil.

Este hecho que busca homologar la profesionalización de los Cuerpo de Bomberos en todo el país, constituye un paso importante para el desarrollo de este tipo de instituciones.

“Estamos siendo un ejemplo y un referente ante todos de los procesos de formación de nuestros futuros bomberos, de un trabajo interinstitucional sólido”, destacó el Tcrnl. Esteban Cárdenas, comandante de Bomberos Quito.

“Ustedes jóvenes son gestores del cambio, y se han hecho acreedores a un lugar en el espacio de nuestra historia institucional. Aquí recibirán una formación sólida, firme en principios y valores encaminados al servicio, la filantropía y el respeto a las libertades”, dijo Cárdenas.

Una emotiva despedida con sus familiares fue parte de este momento que constituirá para estos jóvenes el inicio de un camino de formación que los convertirá en personas de honor, comprometidas al servicio de la sociedad. “Esta es una bendición enorme de Dios para mi hijo, me siento orgullosa porque es un trabajo de amor al prójimo, de salvar vidas. Dios ha estado con él en este proceso”, puntualizó una madre de familia.

“Seres humanos comunes, haciendo cosas diferentes”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.