Animales silvestres: víctimas del tráfico de especies

Es absurdo pensar que los animales silvestres se regalen o sean usados como juguetes y mascotas, pero esto sí sucede y lastimosamente con mucha frecuencia.

Tortugas, aves, mamíferos, entre otros, llegan al Zoológico de Quito, y son ellos las víctimas de este comportamiento inadecuado de los seres humanos. Estos últimos días llegó una cría de cusumbo: le cambiaron por una funda de tomates. Así lo admitió la persona que la entregó la semana pasada en la clínica del Zoo.

Una persona de Manabí encontró a esta pequeña hembra cerca de un árbol caído, la llevó hasta su casa, pero no la pudo mantener porque su hijo maltrataba al animal. Por eso decidió venderla, aunque finalmente la convirtió en objeto de trueque.

Después de dos días de haberla conseguido mediante ese intercambio, la persona que adquirió a la cusumba la trajo hasta el Zoo, porque no sabía cómo darle una atención óptima.

El reporte de recepción indica que el animal registró un peso de apenas 0.336 Kg, un estado de alerta y responsivo; aparentemente y clínicamente estaba sano. Ahora se encuentra bajo una estricta atención veterinaria para mantenerla estable de salud.

El tráfico de especies silvestres representa una amenaza crítica y permanente a la fauna salvaje, y es necesario entender que este problema se manifiesta a través de diferentes prácticas ilegales, como la extracción del hábitat, cacería, comercialización, mascotización, entre otras acciones irresponsables.

Recuerda que puedes denunciar al 911 cualquier hecho que vulnere la libertad y seguridad de la fauna silvestres

Ten en cuenta también que tu visita al Zoológico de Quito permite cuidar cientos de animales que han sido víctimas del tráfico de especies.

También puedes participar en todos los programas de donación, adopción que presenta el Zoo para continuar con su tarea de cuidar algo más de 600 animales que viven en este refugio: Zoolidarízate: www.quitozoo.org/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.